Cordero reta otra vez a Peña Nieto a debatir "futuro del país"

miércoles, 21 de septiembre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- El aspirante panista a la candidatura presidencial, Ernesto Cordero, retó nuevamente al priista Enrique Peña Nieto a un debate sobre el futuro del país, pero también para señalarle sus “verdades al nuevo PRI de gobernadores irresponsables, autoritarios e inmorales, como Mario Marín, Ulises Ruiz y Humberto Moreira”. Sin embargo, el exsecretario de Hacienda rechazó que el decir sus verdades al “nuevo PRI” equivalga a una campaña negra. “Al nuevo PRI cada que se le dicen sus verdades y sus cosas en la cara empieza a quejarse de una guerra sucia, aquí lo que decimos es la verdad, y a las pruebas nos remitimos, los gobernadores representantes del nuevo PRI han sido irresponsables, autoritarios e inmorales, y eso no tiene nada de sucio ni de guerra, las cosas son tal y como son”, puntualizó. Al arrancar aquí su precampaña, resaltó que “lo que está en juego en el 2012 es seguir construyendo un Estado democrático, republicano, transparente, abierto, que genere prosperidad económica y justicia social, o regresar a un pasado autoritario, irresponsable e inmoral, como lo han sido muchos de los gobiernos con el nuevo PRI”. Y recordó que “(el PRI) no es una triste historia, es una triste realidad. Ahí tenemos de ejemplos a los que gobernaron Puebla y Oaxaca, el autoritarismo de Ulises Ruiz con sus historias de abuso, de impunidad, de corrupción, eso es algo que no se nos debe olvidar”. Insistió en que “el nuevo PRI que pretende regresar, significa precisamente eso, significa gobernadores que, de la noche a la mañana, sus familiares tienen mil 200 millones de pesos en cheques, significan gobiernos que ejecutaron recursos públicos para construir un hospital y no hay nadie que les diga dónde quedaron los recursos”. También arremetió en contra del dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, a quien acusó de irresponsable al negar que dejó una deuda de 34 mil millones de pesos al pueblo de Coahuila, ello sin avisar, sin contar con una autorización, sin dar una explicación y sin rendir cuentas en qué se gastó el dinero”. Además, señaló, se endeudó “hasta con documentos apócrifos, lo que habla de la gran irresponsabilidad del nuevo PRI y que tuvo el gobernador Moreira, hoy dirigente del nuevo PRI”. Cordero Arroyo destacó que “si queremos ser un país próspero, moderno, justiciero y de oportunidades, tenemos que empezar por dignificar la vida pública, por tener servidores públicos honestos que rindan cuentas  y que estén al servicio de la sociedad. “Y por eso quiero ser presidente –y voy a ser presidente–, porque soy de los que me niego, no me resigno a pensar que México puede volver a todo aquello que nos ha tocado superar”, añadió. Hizo hincapié en que “hay que enaltecer la vida pública y hacer política a la buena, pero también hay que decir las cosas que están en juego, porque si perdemos de vista lo que está en juego, vamos a cometer ese gravísimo error de resignarnos a regresar a fórmulas y abusos que creíamos superados”. Al ser cuestionado de cómo blindará su campaña para impedir que sea financiada por el crimen organizado, mencionó que cuando se está construyendo un proyecto “no se puede prejuzgar a la gente que se acerca a brindarte apoyo, todos actuamos de buena fe, pero sí hay que tener mecanismos muy claros para evitar que esto suceda y, cuando llegue el momento de recaudar, habrá que hacerlo en estricto apego a la ley, a las disposiciones electorales del país, y hacerlo lo más transparente”. Luego de reconocer que se encuentra abajo en las preferencias panistas, se justificó al afirmar que sus contrincantes, como Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel, ya estaban “encarrerados” y él apenas, está empezando, “yo tengo una semana de haber empezado, tengan paciencia y ya verán”. Antes de reunirse con la militancia panista de Oaxaca, resaltó que México es un país con una estabilidad económica reconocida en el mundo pero además, pronosticó que frente a un escenario turbulento, se tiene previsto un crecimiento de cerca de 3.5% el próximo año. Consideró que “en un escenario económico bastante incierto, en donde economías que fueron irresponsables en el manejo de sus haciendas públicas, como Grecia, España, Portugal, Italia o el mismo Estados Unidos, ahora tienen problemas (mientras que) México es un país que enfrentó la crisis económica con mucha responsabilidad y ahora vemos los resultados, México sigue creciendo en una economía desacelerada, que no significa contracción, significa que está creciendo más despacio”. Se regodeó en que “México es de las economías emergentes que más van a crecer el año entrante, y de las pocas que van a seguir con estabilidad en precios y estabilidad cambiaria, y esto es fundamental porque es preservar la estabilidad económica”.

Comentarios