Dejan a Veracruz tarea de investigar ejecución de 35; PGR no intervendrá

miércoles, 21 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Felipe Calderón depositó la responsabilidad por el caso de las 35 personas ejecutadas y localizadas ayer en Boca del Río, Veracruz, a las autoridades locales, al afirmar hoy que no existen elementos para que la masacre sea atraída por la Procuraduría General de la República (PGR). A través de un comunicado, la vocería de Seguridad del gobierno federal que encabeza Alejandra Sota Miraflores, condenó los hechos y consideró que éstos merecen el repudio de la sociedad, pero descartó investigarlos en el ámbito federal. La localización de 35 personas ejecutadas en el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, en Boca del Río, Veracruz, apenas mereció la integración de un acta circunstanciada (la AC/PGR/VER/VER/III/176/2011), sin embargo, el gobierno federal advirtió que los delitos de homicidio deben ser atendidos por el fuero común. “El gobierno federal ha estado al tanto de las investigaciones que conduce la Procuraduría General de Justicia del estado de Veracruz, a través de la investigación ministerial correspondiente, con el objetivo de llevar a los responsables de estos actos criminales ante la justicia por los delitos de homicidio y lo que resulte”, señaló. Asimismo, estableció también que el gobierno federal está al tanto de lo que ocurre, pues el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, y el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, mantienen comunicación. Además, en una referencia inusual, la vocería del Gabinete de Seguridad condenó la violencia hasta contra las organizaciones rivales. “Sociedad y gobierno repudiamos el uso de la violencia como medio para intimidar, ya sea a la ciudadanía, a organizaciones criminales rivales o a la propia autoridad”, destacó. La expresión es significativa, para una zona donde dos organizaciones criminales, “Los Zetas” y el cártel de Sinaloa, se disputan el control de la región. A lo largo del texto emitido por la oficina de Alejandra Sota, se reitera la responsabilidad de los gobiernos locales, a los que llama a actuar juntos, a fortalecer la coordinación interinstitucional y a mejorar sus cuerpos de policía, aunque cuando se refiere a las acciones del gobierno federal, destaca que entre el 10 de agosto y el 4 de septiembre, han sido detenidos 93 miembros de “Los Zetas”.

Comentarios