Sobreviviente confirma secuestro de migrantes en Nuevo León

jueves, 22 de septiembre de 2011
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Uno de los migrantes que viajaba en el autobús desaparecido en Nuevo León confirmó el secuestro de todos los pasajeros por sicarios que, según su testimonio, los obligaron a caminar hasta un monte, de donde él logró escapar. Hasta ahora son ya 13 las denuncias presentadas ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por igual número de migrantes desaparecidos en aquella entidad el miércoles 14, cuando pretendían llegar a Estados Unidos. El sobreviviente –cuya identidad se mantiene en reserva– fue auxiliado por un trailero, quien lo levantó en la carretera, luego de dos días de caminar entre montes y brechas. Pudo volver desde Monterrey a su lugar de origen y ya habría rendido su declaración ante el Ministerio Público de Celaya, indicó una fuente allegada a la Dirección de Policía de Villagrán. El sobreviviente contó a sus familiares que al circular en territorio nuevoleonés, un hombre subió al autobús, e instantes después, en un punto que identifica dentro del territorio del municipio de General Treviño, una camioneta se atravesó en la carretera impidiendo el paso del autobús. Hombres armados subieron y lo desviaron, luego de lo cual obligaron a los 45 pasajeros a caminar por un largo trayecto hasta un monte, donde los mantuvieron cautivos. Fue ahí donde el migrante logró huir, mientras los sicarios mantenían formados a los demás. El hombre caminó durante casi dos días hasta que llegó a una carretera y un trailero lo subió a su unidad para llevarlo a Monterrey, de donde se trasladó de regreso a Guanajuato. En tanto que el subprocurador Armando Amaro Vallejo dio a conocer que hasta el día de hoy ya eran 13 los migrantes que viajaban en el mismo autobús con la intención de cruzar a Estados Unidos, reportados como desaparecidos por sus familiares. Doce de los desaparecidos son originarios de Villagrán y uno más de Juventino Rosas, precisó. Según datos preliminares de la investigación, se estima que de los 45 pasajeros que fueron secuestrados, al menos 17 serían oriundos de municipios de Guanajuato. Por ello, el subprocurador Amaro dijo que se está en espera de más denuncias, mismas que se están integrando a la averiguación previa 4757. Personal de la Policía Ministerial viajará a Nuevo León para colaborar en la búsqueda de las personas secuestradas. En Nuevo León, una fuente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) indicó que el secuestro del autobús pudo haber ocurrido entre los municipios de General Treviño y Camargo, en los límites entre Nuevo León y Tamaulipas. También reveló que las autoridades de esa entidad ya están efectuando algunas pesquisas para ubicar el sitio exacto donde se cree que los sicarios bloquearon la carretera y levantaron a los pasajeros del autobús –en su mayoría trabajadores migrantes–, por lo que también se pedirá el apoyo del gobierno de Tamaulipas para este propósito. (Con información de Luciano Campos)

Comentarios