Condena Blake violencia 'irracional y estúpida' del crimen organizado

viernes, 23 de septiembre de 2011
BOCA DEL RÍO, Ver. (apro).- Una vez más el titular de la Secretaría de Gobernación, Francisco Blake Mora, utilizó el lenguaje duro para condenar la violencia que priva en México. Al clausurar el XI EncuentroNacional de Presidentes de Tribunales de Justicia y Procuradores de Justicia, advirtió que el Estado utilizará toda la fuerza y el rigor para combatir a las bandas de la delincuencia organizada que, subrayó, de manera irracional y “estúpida”, por su rivalidad criminal, buscan sembrar pánico en los ciudadanos. Con la representación presidencial, el funcionario aseguró además que las fuerzas federales combaten por igual a todos los grupos criminales, “llámense Zetas, Golfo, Pacífico, Nueva Generación” u otros. El funcionario federal habló de la necesidad de redoblar esfuerzos para garantizar la seguridad los ciudadanos, para lo cual, dijo, se debe cambiar el marco normativo. En ese sentido, añadió, el presidente Felipe Calderón envió al Congreso de la Unión una iniciativa de decreto con la que se expide el Código Federal de Procedimientos Penales, con el que se busca establecer un sistema de justicia que impida la impunidad y atienda las demandas y necesidades sociales. Por su parte, la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibáñez, destacó la política del gobierno federal, mediante la cual –dijo– se ha planteado el objetivo de abatir, con toda la fuerza del Estado, “la criminalidad y su efecto más nocivo: la violencia”. En ello, aseguró, “no hay cabida para la autocomplacencia y menos para el aislamiento. Es un esfuerzo que nos obliga y que a todos nos compromete con el sentido de corresponsabilidad”, ya que en este foro, agregó, “se ha coincidido en la imperiosa necesidad de reforzar la coordinación” entre los tribunales superiores y procuradurías generales de justicia. En este encuentro, refirió, se vertieron posicionamientos coincidentes sobre la viabilidad de homologar los criterios que norman las decisiones tomadas por los procuradores y magistrados, al investigar y sancionar los delitos que se abordaron en estos dos días de trabajos. De acuerdo con Morales, las formas en que se cometen los delitos experimentan cambios “según los recursos de que disponen los criminales y las condiciones en que actúan”, y ante ello, subrayó, “nosotros debemos adelantarnos a esos cambios para ser más eficaces en la persecución y castigo de los ilícitos”. Además, dijo, en este encuentro se escucharon pronunciamientos a favor de mejorar la coordinación con los poderes legislativos federal y estatales “en temas como el de la justicia para adolescentes, ‘lavado’ de dinero, narcomenudeo, secuestro, delitos contra las mujeres en razón de género y extinción de dominio”. En cuanto al tema de “lavado” de dinero, magistrados, procuradores y fiscales –señaló– “realizamos un minucioso análisis de la iniciativa de ley para prevenir y combatir las operaciones con recursos de procedencia ilícita”, que será parte integral de la estrategia nacional para la prevención y el combate al ‘lavado’ de dinero presentada por el presidente Calderón en agosto de 2010. Asimismo, mencionó que con la entrada en vigor de la nueva ley general para prevenir y sancionar los delitos en materia de secuestro,  se impuso la necesidad de que los tribunales de justicia de los estados y tribunales federales homologuen, en la medida de sus criterios, a partir de las consignaciones que realicen las unidades especializadas en este sentido. Y manifestó, entre otras cosas, que para los operadores del sistema penal, la reforma constitucional en materia de derechos humanos “tiene muy serias implicaciones que, en el mismo sentido de la implementación del sistema acusatorio, exigen trabajar con metodologías de excelencia en la investigación de los delitos y en la preservación y cuidado de las pruebas en la actuación frente a los inculpados y en la protección de las víctimas”. Durante la clausura del evento, el gobernador Javier Duarte hizo un llamado para no “etiquetar” a Veracruz como un estado violento e inseguro, “pues aquí defendemos la armonía de nuestra sociedad, aquí trabajamos por el presente y el futuro de nuestra gente”, dijo. En referencia a los macabros sucesos ocurridos en los últimos días en la entidad, como los 49 cadáveres arrojados en la vía pública de esta ciudad, Duarte acotó: “No vamos a permitir que nos encasillen o nos etiqueten, como ha sucedido en otras partes del país, pues en Veracruz estamos defendiendo lo que es nuestro, que es nuestra armonía y paz social”. El gobernador negó que hubiera minimizado los últimos sucesos, al reiterar que en diversos operativos “se ha abatido a una cantidad importante de criminales, porque en Veracruz se combate frontalmente al crimen, lo que ha ayudado a que se acaben delitos como el secuestro, las extorsiones, el cobro de piso o las cuotas de protección”. En Veracruz, insistió, “se está combatiendo como nunca antes al crimen. Estamos aquí enfrentando este problema con valor y entereza, lo estamos haciendo de manera coordinada, vinculante, estrecha y cercana con las políticas del presidente Felipe Calderón Hinojosa”, concluyó.