Hallan muerta a estudiante desaparecida en Jalapa; funcionario minimizó el caso

viernes, 23 de septiembre de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- El cuerpo de la estudiante del Colegio Preparatorio de esta ciudad, Gabriela Arlene Benítez Ybarra, quien desde hace tres meses fue reportada como desaparecida por sus familiares, fue hallado hoy en un baldío de la zona conocida como el Santuario de las Garzas. El caso conmocionó a la sociedad debido a la actitud asumida por el procurador de Justicia del estado, Reynaldo Escobar Pérez, quien minimizó la desaparición y llegó a afirmar que la joven Gabriela Arlene había huido de su hogar, “harta de los regaños de su madre”. Desde el 13 de julio, luego de presentar la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), la doctora Bárbara Ybarra Martínez denunció la poca disposición de las autoridades para atender el caso y se dedicó a buscar por su cuenta a su hija. Incluso, la doctora Ybarra exhibió su caso durante ante la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezada por el poeta Javier Sicilia, el pasado 20 de este mes en la capital del estado, donde se registraron al menos 23 casos de personas desaparecidas o secuestradas. Hoy, las autoridades ministeriales reportaron el hallazgo del cuerpo enterrado de una mujer, cuyo deceso habría ocurrido hace varias semanas. Fue descubierto por unos jardineros que realizaban trabajos en la zona del triángulo del Santuario de las Garzas, entre las colonias Lomas de San Roque y Lomas del Seminario. La madre confirmó que el cadáver encontrado es el de su hija de 17 años, quien estaba por concluir sus estudios en el Colegio Preparatorio y se preparaba para presentar el examen de admisión en la Universidad Veracruzana. Al lugar arribó personal de la Agencia Cuarta del Ministerio Público con personal de Servicios Periciales para realizar la diligencia correspondiente. El cuerpo, en avanzado estado de descomposición, presenta signos de violación sexual y de mutilaciones que habrían sido provocadas por animales de rapiña. Desde su desaparición, la madre y familiares de la menor colocaron por toda la ciudad, así como en diferentes puntos de la entidad, espectaculares y carteles con la fotografía de la joven estudiante, mediante los cuales solicitaba el apoyo de la ciudadanía para dar con el paradero de su hija. En su momento, el titular de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), Reynaldo Escobar Pérez, minimizó los hechos denunciados por la doctora Ybarra, incluso llegó a señalar ante la prensa que la menor había huido de su casa por “violencia intrafamiliar”. Es más, el funcionario estatal llegó a señalar, a través de un comunicado de prensa, que de acuerdo con las “investigaciones” realizadas con motivo de la denuncia, al platicar con los compañeros de escuela de la menor, “éstos comentaron que ella ya estaba harta de los regaños de su mamá, a quien identificaba como la Generala”. Hoy, se sabe que la menor fue asesinada luego de haber sido ultrajada sexualmente y enterrada entre la maleza del Santuario de las Garzas, lugar en donde también han sido asesinadas ya otras mujeres, sobre todo, menores de edad y a la fecha, las autoridades no han atrapado al o los homicidas.

Comentarios