Abuchean a Cordero en celebración del PAN en Guanajuato

domingo, 25 de septiembre de 2011
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Con un sonoro abucheo a Ernesto Cordero Arroyo –en contraste con el recibimiento y ovación a Josefina Vázquez Mota– los panistas celebraron 20 años de estar en el gobierno de Guanajuato, sin una sola alusión a la negociación y el acuerdo político que sellaron con el expresidente Carlos Salinas de Gortari para iniciar esta etapa. Sin embargo, este domingo la multitud reunida en el auditorio del estado tuvo que escuchar de Carlos Medina Plascencia –el gobernador de la llamada “concertacesión” entre el PAN y el PRI en 1991– un ejercicio de autocrítica y el llamado a retomar los principios y la doctrina del partido, que marcan que primero deben acercarse a la gente y formar ciudadanos y posteriormente acceder a los puestos de elección y al poder. “A veces nos confundimos” en el orden de estos principios, dijo Medina. Con Ernesto Cordero y Vázquez Mota sentados hombro con hombro junto a los cuatro aspirantes a la candidatura al gobierno del estado para el 2012 (José Ángel Córdova, Miguel Márquez, Ricardo Torres Origel y Gerardo Mosqueda), el panismo se volcó en competir por la porra más fuerte para su precandidato o precandidata favoritos. Pero antes de que iniciara el evento, la rechifla se escuchó, y fuerte, cuando Cordero apareció en la pantalla del escenario mientras era recibido en la entrada del auditorio, a donde arribó al final de todos los invitados con el gobernador Juan Manuel Oliva. “Veinte años son muchos”, dijo Medina Plascencia, ahora convertido en operador de Josefina Vázquez Mota en su retorno a la actividad política tras varios años de retiro. El rechazo a corporativizar a la sociedad y al partido, el fortalecimiento de los municipios, gobiernos honestos y una revisión de las condiciones democráticas de los partidos en la situación actual del país fueron algunos de los puntos que enfatizó Medina Plascencia en su mensaje, que abrió el evento. “Lo digo recio y quedito: debemos regresar a los principios… dar gobiernos preparados, trabajar por la justicia social, poner nuevamente por delante a la sociedad”, agregó. Rechazó que en el PAN existan “tribus o corrientes” para andarse enfrentando. Por el contrario, Medina habló de la libertad de conciencia que debe prevalecer entre militantes para decidir qué es lo que más conviene a Guanajuato y a México. También orador en este acto, el exgobernador Juan Carlos Romero Hicks aseguró que cualquiera de los tres actuales aspirantes del PAN a la presidencia –Vázquez Mota, Ernesto Cordero o Santiago Creel– son superiores “a los de la cuadra de enfrente”. Y advirtió al PRI que los panistas esperan “al muñequito mediático” que no les ganará. Ausente estuvo el expresidente Vicente Fox de esta celebración de 20 años de gobiernos del PAN, aun cuando fue su batalla al denunciar un fraude electoral en 1991 contra el triunfo oficial del priista Ramón Aguirre Velázquez la que derivó en ellos. A Fox se le recordó entre los mandatarios del blanquiazul, lo mismo que al extinto Ramón Martín Huerta, quien falleció junto con varios de sus colaboradores al caer el helicóptero en que viajaba cuando era secretario de Seguridad Pública del sexenio foxista en Los Pinos. Al cierre del evento, el actual dirigente estatal, Gerardo Trujillo, pidió a los cuatro precandidatos a gobernador ser ejemplo para toda la militancia y centrar su proselitismo en sus propuestas para atender las necesidades del estado y no desviarse en descalificaciones entre ellos. “Que la contienda interna no sea una guerra”, pidió Trujillo, demasiado tarde porque ya el ex secretario de Salud federal José Ángel Córdova Villalobos había abandonado el auditorio ante el escenario desfavorable por la porra general para su contrincante Miguel Márquez Márquez, considerado el candidato del gobernador Oliva Ramírez.

Comentarios