Regresan al CEN del PAN caso Larrazabal

lunes, 26 de septiembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- La Comisión de Orden del Consejo Estatal del PAN regresó al Comité Ejecutivo Nacional el expediente del alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, para que el órgano central sea la instancia que lo sancione por incumplimiento a la petición de separarse del puesto. El planteamiento lo hizo el propio líder nacional del PAN, Gustavo Madero a principios de septiembre, luego del escándalo que desató la difusión de videos en los que Jonás Larrazabal, hermano del edil regiomontano, presuntamente recibía sobornos de casinos locales. En conferencia de prensa, Hiram de León, presidente de la Comisión de Orden del pan en Nuevo León informó que el lunes a las 9:00 horas recibió una solicitud por escrito de Larrazabal Bretón para que, en su calidad de consejero nacional, fuera el CEN la instancia que procesaría su caso en los siguientes 40 días. El panista dijo que en esta solicitud, estatutariamente, la razón asiste al edil, por lo que el CDE envió este mismo lunes el expediente de 490 fojas a la Ciudad de México para que sea analizado y resuelto por la Comisión de Orden del CEN. “Ahora permanecemos sólo como posibles auxiliares a alguna solicitud que nos haga la Comisión Nacional (de orden) que necesite un documento, etcétera”, aclaró de León, quien estuvo acompañado en la conferencia por la dirigente estatal Sandra Pámanes Ortiz. La sanción contra Larrazabal es una derivación del video difundido el 31 de agosto en el que se observa a Jonás, hermano del alcalde, recibir un fajo de billetes de un empleado del casino Red, una acción que, de acuerdo al CEN, pudo ser originada por un acto de corrupción del edil regiomontano. El 7 de septiembre, Gustavo Madero solicitó a Larrazabal que se separara de su puesto para que se le efectuara una investigación imparcial sobre el escándalo que lo involucraba. En respuesta a su líder, el 10 de ese mes, el edil panista de Monterrey dijo que había emprendido una serie de encuestas en las que encontró que la ciudadanía pedía que se quedara, por lo que había decidido desacatar la orden del CEN y permanecer en el puesto mientras se investiga en el presunto acto de corrupción de su hermano Jonás, quien actualmente se encuentra arraigado por la Procuraduría estatal. Ante esta negativa, el CEN panista determinó ordenarle al CDE que sancionara a Larrazábal, pero éste, en su carácter de consejero nacional pidió y obtuvo que su caso fuera ventilado y resuelto en el seno del partido a nivel nacional. Ahora la Comisión de Orden del CEN cuenta con un plazo de 40 días para decidir sobre la sanción que impondrá a Fernando Larrazabal Bretón, quien será recibido en audiencia en un lapso no menor a 10 días ni mayor de 15, a partir de que reciban el expediente.

Comentarios