Cártel Independiente de Acapulco ejecutó al yerno de Morera: PGJG

martes, 27 de septiembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La Procuraduría General de Justicia en la entidad (PGJ), concluyó que el homicidio del arquitecto Javier Serrano Orozco, ocurrido el 10 de julio en el balneario de Ixtapa, fue perpetrado por una célula de sicarios vinculados al Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), y se debió a que se negó a detener la marcha de su vehículo en un retén instalado por el grupo criminal. Además, se informó que uno de los ocho pistoleros que habrían participado en este crimen, identificado como Carlos Delgado Becerra El Charly, estuvo encarcelado en el penal de esta capital por delitos contra la salud y portación de armas. Sin embargo, fue dejado en libertad el pasado 3 de junio, un mes previo al asesinato del yerno de la activista María Elena Morera, fundadora de México Unido Contra la Delincuencia. Durante una conferencia de prensa en la sede de la Policía Ministerial en Chilpancingo, el procurador de Justicia, Alberto López Rosas, informó que los presuntos asesinos estaban al servicio de Ricardo Benítez Servín, El Mudo, detenido el 13 de agosto por el Ejército en Quintana Roo y señalado como lugarteniente de la extinta organización de los Beltrán Leyva en la región de la Costa Grande de Guerrero. De acuerdo con el testimonio de El Charly, el funcionario estatal dijo que la célula criminal se encontraba en alerta máxima debido a que la noche anterior a la ejecución de Serrano Orozco, se habían enfrentado a balazos con un grupo de La Familia, banda con la que disputan la plaza; y debido a que murió uno de sus pistoleros, "ellos estaban muy nerviosos y en estado de psicosis". Por esta razón, la noche del domingo 10 de julio, indicó el procurador, los delincuentes "patrullaban" este balneario cuando detectaron a cuatro personas que viajaban en una camioneta, con placas foráneas, de Zihuatanejo a Ixtapa. Decidieron seguirlos y los interceptaron frente al centro nocturno Rumba Caliente, ubicado en la zona turística de Ixtapa para revisarlos, saber qué hacían y hacía dónde se dirigían. Sin embargo, el conductor de la unidad escapó abruptamente del lugar y fue entonces que los sicarios abrieron fuego contra los tripulantes del vehículo, quienes lograron llegar al lobby del hotel Royal Park y los agresores decidieron no seguirlos por temor a que los detuvieran las autoridades, refirió López Rosas. En su declaración El Charly, quien fue presentado junto con José Ignacio Medina Mata, El Chivo, refiere que en la persecución participaron taxistas que sirven de “halcones” a los grupos armados que operan en este balneario y fueron los primeros que interceptaron la unidad donde viajaba el arquitecto Serrano. Así mismo, el procurador dijo que faltan cuatro miembros de esta célula por detener y que dos más, identificados como Miguel Ángel Lino Girón, El Lucas, y Héctor Ramírez Bautista, El Huacho, fueron asesinados previamente por su propio compañero El Chivo. Carlos Delgado Becerra, El Charly, a quien la PGJ le atribuye directamente el homicidio del yerno de María Elena Morera, fue detenido el 8 de septiembre por la Policía Federal en la Ciudad de México; al día siguiente fue arraigado en una casa de la PGJ en Chilpancingo. Desde el 12 de julio la agencia Apro dio a conocer que la PGJ había determinado que la causa del asesinato del arquitecto Javier Serrano fue porque se resistió a detener la marcha de su auto en un retén instalado por un grupo criminal. De acuerdo con reportes oficiales a los que Apro tuvo acceso, el crimen se registró pasada la medianoche de ese lunes 10, cuando Serrano Orozco, de 28 años, y su amigo Alejandro Sierra Roffe, de 27, salieron de un centro nocturno de Zihuatanejo en compañía de dos mujeres, identificadas con los nombres de Nayeli Pinza Pineda, de 27 años de edad, y Diana Noemí, de 19, ambas trabajadoras sexuales. El vehículo, una camioneta Chrysler tipo Town & Country, con placas de circulación 275RFG del Distrito Federal se dirigía a Ixtapa. Los tripulantes fueron perseguidos por un comando que viajaba en un auto compacto sobre el bulevar que une el binomio turístico de Ixtapa-Zihuatanejo, ubicado en la región de la Costa Grande de la entidad.

Comentarios