Desdeña Segob petición para revisar casinos, acusa alcaldesa de Guadalupe

miércoles, 28 de septiembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- La alcaldesa de Guadalupe, Ivonne Álvarez García, denunció que la Secretaría de Gobernación (Segob) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ignoraron la solicitud que hizo en días pasados para que revisaran la situación legal y de operación de nueve casinos establecidos en ese municipio. La presidenta municipal priista detalló que días después de que ocurriera la masacre en el Casino Royale de Monterrey, el 25 de agosto, llamó a funcionarios de la dependencia federal para que verificaran los permisos de las casas de apuestas y la legalidad de sus operaciones, pero la solicitud, hasta ahora, ha sido ignorada. “Hasta este momento no hemos tenido ninguna respuesta positiva de parte de Gobernación y no han hecho los trabajos para verificar los permisos de operatividad de los mismos”, se quejó la alcaldesa de este municipio vecino al oriente de la capital. El 30 de agosto, Álvarez García envío dos cartas idénticas: una dirigida a Francisco Blake Mora, secretario de Gobernación, a través del delegado de la dependencia en Nuevo León, Mario Alberto Jiménez Robles, y otra a Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, jefe del SAT, a través de la delegada en la entidad, Karla Silvia Anguiano Mena. En las misivas solicita que “ordene una verificación o inspección física y material en los establecimientos que operan en Guadalupe, Nuevo León, con el giro en que se practiquen juegos con apuestas o sorteos de cualquier clase. “Lo anterior con el fin de verificar si en sus archivos y registros existen expedientes que permitan las actividades de los mismos”, acota la alcaldesa en las cartas. En los textos también enumera los nueve casinos instalados en Guadalupe con sus direcciones: Play City, carretera Miguel Alemán 5050, dentro de plaza Linda Vista; Cima, avenida Lázaro Cárdenas y Benito Juárez, dentro del centro comercial Soriana; Palmas, en Pablo Livas 7601, en el centro comercial Sun Mall. Además, Caliente, en avenida Miguel Alemán 200, colonia 10 de Mayo; Palazzo, avenida Israel Cavazos (antes avenida México) 7460, colonia Rincón de Guadalupe; Diamante Foliati, carretera a Miguel Alemán, kilómetro 6.5; Venezzia, avenida Miguel Alemán y Privada Purísima, frente al Sam’s; Win Win, en avenida Ruiz Cortines y avenida Uno, y Wings, avenida Pablo Livas y San Sebastián. En la petición dirigida a Blake Mora, Álvarez García pide la entrega de fotocopias de los pedimentos y/o permisos de importación de máquinas tragamonedas en cualquiera de sus modalidades, según el artículo 9 del Reglamento Federal de Juegos y Sorteos. También solicita copia de la documentación que indique si los permisionarios u operadores están en cumplimiento de los ordenamientos en materia fiscal o hacendaria que justifiquen la legal estancia de las máquinas. Por cierto, la carta fue enviada con copia para Ernesto Cordero Arroyo, entonces secretario de Hacienda y Crédito Público. En tanto la alcaldesa de Guadalupe solicitó a Gutiérrez Ortiz Mena fotocopia que ampare la siguiente información: si los dueños de los establecimientos cuentan con permiso para operar, vigencia del mismo, número de expediente, giro, denominación social, identidad de los permisionarios, operadores, accionistas o beneficiarios a quienes les fue expedido el permiso. También si cuentan con quejas, reclamaciones o procedimientos administrativos, si se han aplicado sanciones y su tipo y suspensiones por faltas al reglamento a la Ley Federal y Reglamento de Juegos y Sorteos. Además solicitó la relación en tiempos de actos y/o tipo de medidas de supervisión, vigilancia o medidas regulatorias de la ley y reglamento en mención. Modificaciones a los permisos otorgados. Y litigios judiciales, en archivo, iniciados o en trámite ejercidos contra el permisionario, sus operadores y accionistas o beneficiarios. La alcaldesa explicó que, del total de los casinos instalados en Guadalupe, hay cinco que cuentan con permiso de Desarrollo Urbano municipal y de la Segob, que fueron expedidos en años anteriores a su trienio, que empezó el 1 de noviembre del 2009. Y detalló que hasta ahora los casinos que cuentan con autorizaciones son el Caliente, con permiso del 2003; Diamante, 2005; Palmas y Cima, 2006, así como Play City, del 2008. Los otros cuatro, que funcionan amparados, son Palazzo, Venecia, Win Win y Wings, establecimientos que, sin embargo, de manera voluntaria cerraron después del atentado al Royale que cobró la vida de 52 personas. La alcaldesa dijo que desde el inició de su administración, “por cuestiones de seguridad”, no ha permitido la apertura de un casino o de algún motel. En Nuevo León suman 55 los casinos en operación y hasta la fecha no se sabe en qué situación legal se encuentran.

Comentarios