Promete el presidente cumplir sentencias de la CIDH y CoIDH antes de salir

miércoles, 28 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón se comprometió hoy a cumplir, antes de que concluya su administración, todas las sentencias emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra México. El relator del organismo, Rodrigo Escobar Gil, se reunió esta tarde con el mandatario mexicano en Los Pinos, la residencia oficial, donde acompañaron a Calderón, el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, y el subsecretario de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo. De acuerdo con un comunicado emitido por la Presidencia de la República, Calderón aseguró que tiene un compromiso por cumplir las sentencias de la CIDH, así como de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), como parte de su responsabilidad con quienes han visto vulneradas sus garantías elementales. Según el mismo comunicado, Escobar reconoció “los importantes esfuerzos que realiza el gobierno de Calderón”, en materia de derechos humanos. Aunque el comunicado no lo aborda, en el último año México se ha visto expuesto ante la opinión pública internacional, al incumplir con diferentes sentencias emitidas, en especial, por la Corte Interamericana. Por ejemplo, uno de los casos más sonados, por el que México ha sido criticado por incumplimiento de sentencia, es el relativo a las indígenas tlapanecas Inés Fernández y Valentina Rosendo, violadas y torturadas por militares en 2002. Human Rigths Watch, denunció hace unas semanas que entre los casos en que México ha incumplido sentencias de la Corte Interamericana, se encuentra la relativa a la desaparición forzada, conocido como el “Caso Radilla”, debido a la desaparición de Rosendo Radilla en 1974. De hecho, de 2008 a la fecha, la Corte Interamericana, ha resuleto cuatro sentencias por violaciones a derechos humanos por parte del estado mexicano, en el que resultan responsables elementos del Ejército. Otro caso conocido es el relativo a la detención y tortura que militares ejercieron contra los campesinos ecologistas guerrerenses, Rodlfo Montiel y Teodoro Cabrera, cuyo expediente se resolvió en 2010. A pesar de esos y otros casos de incumplimiento del Estado mexicano a resoluciones de la CIDH y de la Corte Interamericana, Felipe Calderón prometió hoy que, antes de que concluya su gobierno, cumplirá con las sentencias de ambos organismos. Antes, durante una reunión con representantes de organizaciones civiles de r derechos humanos, el relator especial de la CIDH para México, Rodrigo Escobar Gil, anunció que por la tarde pediría al presidente Calderón que “adopte las medidas pertinentes con el fin de retomar el control y la autoridad en todo el Estado mexicano”. De visita oficial en México, Escobar Gil, de origen colombiano, en su primera visita a México, tras ser nombrado relator especial para este país en febrero de este año, lamentó “confirmar de primera mano, de manera directa, la grave situación que en muchos aspectos se presenta en el país en materia de derechos humanos”.

Comentarios