Desmienten Vaticano y Episcopado a obispo de Mexicali

viernes, 30 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Vaticano y la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) desmintieron hoy la versión de que el Papa Benedicto XVI hizo una llamada telefónica a México para que se prohibiera el aborto en los estados de Baja California y San Luis Potosí. De esta manera, desmintieron al obispo de Mexicali, José Isidro Guerrero Macías, quien aseguró que “una llamada del Papa” influyó para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) prohibiera el aborto en esas entidades. El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, desmintió así al obispo: “La versión no tiene fundamento, se debería preguntar al obispo de dónde obtuvo esa información. De todas maneras es muy raro que el Papa haya presionado por teléfono”. Por su parte, en un comunicado de prensa, la CEM aseguró que el pontífice “siempre es respetuoso de la vida interna de las naciones… En este caso particular, no intervino en la decisión de los ministros de la SCJN”. El miércoles y el jueves, la Suprema Corte rechazó dos expuestos que pretendían echar abajo las disposiciones legislativas en Baja California y San Luis Potosí que protegen la vida desde el momento de la concepción. El máximo tribunal del país avaló así la prohibición del aborto en esas entidades, como lo venía pidiendo la jerarquía católica mexicana. Durante un encuentro con su feligresía, el pasado jueves, el obispo Guerrero Macías declaró entusiasmado: “Casi perdíamos, pero una llamada del Papa no sé a quién, no me pregunten, cambio todo”. Fue esta la versión que ahora desmienten el Vaticano y la CEM.

Comentarios