Jornada de violencia cobra la vida de 16 personas

martes, 6 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos 16 personas perdieron la vida este martes en distintos hechos presuntamente relacionados con la delincuencia organizada. En Durango, un hombre de 34 años, identificado como Arturo Alcántar Ramírez, fue encontrado muerto por disparos de bala en el interior de su camioneta Jeep Liberty, en la colonia Las Flores del municipio de Gómez Palacio. En Oaxaca, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) reportó el hallazgo de cuatro cuerpos en las inmediaciones de un rancho ubicado en los límites con Chiapas. Los cuerpos tenían las manos atadas y presentaban balazos en el cuerpo y un tiro en la cabeza. Las autoridades presumen que fueron torturados antes de ser ejecutados. La ola violencia cobró en Chihuahua la vida de Jesús Castañeda, secretario del expresidente municipal de Jiménez, quien había sido secuestrado el lunes 5 y hoy fue localizado muerto y decapitado. El cuerpo fue encontrado en una colonia de la periferia del municipio que colinda con Coahuila y la cabeza fue descubierta más tarde en una plaza del centro de la ciudad. En otro hecho, un grupo armado atacó a tiros a tres mujeres que viajaban en un vehículo por calles de Juárez. Dos de ellas murieron en el lugar, mientras que una niña de 12 años fue trasladada en estado grave a un hospital. En Guerrero, en la región norte del estado, fueron encontrados los cuerpos de tres hombres semienterrados y en estado de putrefacción en un camino de terracería que lleva a la comunidad de La Tunas, municipio de Tepecoacuilco. Según la Secretaría de Seguridad Pública local, los cuerpos, que no pudieron ser identificados por el grado de descomposición, presentaban el tiro de gracia. En Culiacán, Sinaloa, una mujer fue ultimada a balazos en el exterior de su domicilio ubicado en la colonia Lázaro Cárdenas. Fue llevada con vida al hospital pero murió a consecuencia de la gravedad de las heridas. La Policía Ministerial del Estado informó que la víctima, de 28 años, recibió tres impactos de bala en diversas partes del cuerpo. Sus atacantes huyeron en un vehículo. En Guadalajara, Jalisco, fue asesinado a balazos el subdirector operativo de la Policía de Lagos de Moreno, en la autopista Guadalajara-Zapotlanejo. Por la mañana, comandantes de la Dirección de Seguridad Pública tonalteca reportaron el hallazgo del cadáver de un hombre de unos 35 años a un costado de una camioneta pick up blanca, sobre la carretera, en la zona conocida con Cortijo de los Fernández. Al iniciar las indagatorias, agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ) reportaron que el mando policiaco había sido amenazado de muerte recientemente, al parecer por la delincuencia organizada. Más tarde, en la colonia Providencia, al poniente de Guadalajara, fue asesinado Javier García Morales, hijo del exlíder nacional prista Javier García Paniagua y nieto del exsecretario de la Defensa, Marcelino García Barragán. Policías municipales reportaron que alrededor de las 13:00 se registró la agresión en el exterior de un café en la avenida Providencia, en la colonia del mismo nombre. "El hombre (Javier García) llegó solo en una camioneta Hummer gris, que estacionó en la esquina del establecimiento, descendió, caminó unos metros y sobre la banqueta, antes de ingresar al café, fue atacado a balazos por un sujeto que escapó con otro en una motocicleta", dijo un comandante de la policía tapatía. En Guadalupe, Monterrey, un secuestrador fue acribillado después de intentar escapar con una pareja y su hija a los que privó de su libertad en un taxi. La dueña del taxi, quien fue despojada de su unidad con todo y pasajeros, dio aviso a los policías municipales, quienes siguieron al taxi ocupado por dos presuntos delincuentes. Al llegar a la carretera Dulces Nombres, el secuestrador y sus víctimas subieron a otro auto que emprendió la huida hacia la carretera Apodaca-Juárez, donde chocaron con un Chevy. Los presuntos secuestradores bajaron y dispararon contra los policías que los seguían. Uno de ellos fue abatido en la calle y el otro logró escapar. La familia secuestrada y el conductor del Chevy salvaron la vida. Por la mañana, también en Monterrey, elementos del Ejército liberaron a cuatro menores de edad que habían sido secuestrados. Estaban en una casa de seguridad en Cadereyta, 40 kilómetros al oriente de la capital. En el operativo fue detenida una persona que custodiaba a los plagiados. Al entrar a la casa, encontraron a los cuatro menores privados de su libertad y a una persona cuidándolos. En la pared de la casa había una letra “zeta” pintada. Al parecer, otros presuntos plagiarios lograron escapar. Horas más tarde, en esta misma localidad, fue encontrado el cadáver de un hombre ejecutado a balazos en la cabeza en una brecha del kilómetro 14.5 de la carretera a Allende. La víctima fue encontrada por elementos del Ejército a la mitad del camino de terracería.

Comentarios