Advierten maestros de Acapulco que no volverán a las aulas hasta tener seguridad

miércoles, 7 de septiembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Maestros de nivel básico que laboran en la región de Acapulco-Coyuca de Benítez advirtieron que mantendrán el paro de labores que iniciaron el pasado 26 de agosto, pese al anuncio que hizo ayer el gobernador Ángel Aguirre Rivero sobre la instrumentación de un “plan de seguridad” en las escuelas. Los docentes afirmaron que no volverán a las aulas hasta que las autoridades les garanticen absoluta seguridad en las colonias donde se encuentran sus escuelas, y agregaron que el conflicto podría agudizarse, debido a que miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) tomaron desde ayer las oficinas centrales de la Secretaría de Educación, en esta capital, así como las subcoordinaciones de servicios educativos que se localizan en las ocho regiones escolares de la entidad. Ayer, el mandatario estatal anunció que para revertir el pánico que existe en el sector magisterial y garantizar la seguridad en los planteles escolares, su gobierno instrumentará una serie de medidas, entre ellas la colocación de botones de alarma, retenes y patrullajes aéreos y terrestres. No obstante, este miércoles se unió al paro de labores la escuela secundaria técnica número 68, ubicada en la colonia Renacimiento, en tanto que los representantes de la CETEG respaldaron la exigencia de mayor seguridad en las instituciones. De acuerdo con el dirigente cetegista Gonzalo Juárez Ocampo, los casos de secuestro, hostigamiento y extorsión contra trabajadores de la educación no sólo se presentan en Acapulco, sino también en las regiones Centro y Tierra Caliente, donde cada día los docentes corren el riesgo de ser levantados cuando se trasladan a los centros educativos ubicados en la zona de la sierra. En entrevista, Juárez Ocampo señaló que la CETEG tiene registrados algunos casos de profesores que han decidido ausentarse porque fueron víctimas de la narcoviolencia, pero no han denunciado sus casos ante la autoridad por falta de confianza en las instituciones. Por separado, el procurador de Justicia de Guerrero, Alberto López Rosas, reconoció que hasta el momento no ha recibido una sola denuncia formal ni anónima por parte del magisterio de la región Acapulco-Coyuca de Benítez, por lo que exhortó a los mentores a denunciar extorsiones, secuestros o amenazas que atenten contra su integridad. “Los invito a ejercer su derecho de denunciar para que se inicien las indagatorias correspondientes”, puntualizó López Rosas.

Comentarios