Falta de pericia de conductora provocó accidente mortal de marinos: PGJDF

miércoles, 7 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) concluyó que la falta de pericia de Patricia Karina Hernández Martínez, quien convalece en el Hospital de Balbuena, provocó el accidente en la avenida Insurgentes en el que murieron cuatro elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y un civil. De acuerdo con el análisis de las cámaras de seguridad y el peritaje de tránsito vehicular que realizaron las autoridades judiciales, el automóvil que conducía la mujer de 32 años, un Pointer rojo, “cambió intempestivamente” de carril en Insurgentes Norte. Según las autoridades de la Procuraduría local, esa situación provocó que la camioneta Land Rover blindada que encabezaba el convoy de la Marina no pudiera frenar y terminara por chocar con el Pointer y caer cerca de ocho metros en el sentido contrario de la avenida. Ahora la Fiscalía Desconcentrada en Gustavo A. Madero integra los elementos de prueba para ejercitar acción penal contra Hernández Martínez por su probable responsabilidad en el delito de homicidio culposo, lesiones y daños. La mujer podría alcanzar el beneficio de la libertad bajo caución, una vez que el juez establezca el monto que se desprenderá de la evaluación de los daños y del número de víctimas y lesionados. Por la mañana, al rendir su declaración ministerial, Hernández Martínez aseguró que fue el vehículo oficial el que provocó la volcadura. Ante el agente del Ministerio Público, que se trasladó al hospital Balbuena, donde se encuentra internada y custodiada por policías, la mujer negó haber invadido el carril por el que transitaba el vehículo de la Semar, como se dijo en un principio. En su declaración, Patricia Hernández aseguró que transitaba por avenida Insurgentes, a la altura de Acueducto de Guadalupe, con dirección al centro, y siempre se mantuvo en su carril. Explicó que los vehículos de la Marina se ubicaron detrás de ella e iban a una velocidad alta, y le mostraron las intermitentes para cambiarse de carril. “Fue en ese momento cuando sentí un golpe en mi vehículo. Vino el descontrol. Y lo siguiente que recuerdo es que ya estaba en el otro sentido, custodiada por uno de los marinos”, quien, dijo, se acercó para recriminarle lo sucedido. De acuerdo con la joven, sintió que la unidad de la Semar impactó más de una vez su automóvil. Según Martha Barrera, cuñada de Hernández Martínez, ésta no pudo cambiarse de carril para dejar pasar al convoy, pues “iba como a 50 ó 60 kilómetros por hora, cuando se percata por el retrovisor que venía un convoy y le echan las luces, ve esto y de momento siente el primer golpe, después el segundo, y es cuando ya cae encima de otro vehículo”. En un comunicado, la Semar afirmó que el martes 6 “un automóvil tipo compacto embistió al vehículo naval, provocando que éste saliera de la cinta asfáltica y cayera en el carril contrario, con los lamentables resultados”: cinco marinos muertos y un civil. Los familiares de Hernández Martínez reprobaron los señalamientos que se han hecho sobre ella al responsabilizarla del accidente, ya que hasta el momento no se han dado a conocer los resultados periciales para saber cómo sucedieron los hechos. “Desde ayer la policía la tiene custodiada aquí en el hospital, como si ya la fueran a detener. Ya le tomaron la declaración, no sabemos en calidad de qué está y a ella ni siquiera la han dado de alta”, recriminó la cuñada de la conductora, quien presenta un esguince cervical y se espera que en las próximas horas sea dada de alta. En tanto, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) continúa con la integración de la averiguación previa del incidente que provocó la muerte de los marinos y un civil. Las autoridades están a la espera de los resultados de los peritajes practicados en materia de tránsito vehicular, mecánica de hechos y fotografía.

Comentarios