Rechaza López Obrador fractura con Ebrard; irá con Morena en 2012

miércoles, 7 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Andrés Manuel López Obrador negó que la destitución de Martí Batres como titular de la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal sea resultado de una división entre él y el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard. Por el contrario, el tabasqueño insistió en que mantiene una estrecha relación con Ebrard, aunque, a la par, respaldó la trayectoria de Martí Batres, a quien llamó “un compañero consecuente”. El martes pasado, Ebrard destituyó a Martí Batres de la Secretaría de Desarrollo Social. Este último criticó que el jefe de Gobierno haya saludado de mano al presidente Felipe Calderón durante el V Informe de Gobierno. Batres es parte del grupo político de Andrés Manuel López Obrador, razón por la que se interpretó que se trataba de una ruptura oficial entre los dos aspirantes de la izquierda por la presidencia de la República. En respuesta, en entrevista radiofónica con Carmen Aristegui en MVS Noticias, López Obrador minimizó la salida de Batres. Argumentó que Ebrard, como jefe de gobierno y coordinador de la Comisión Nacional de Gobernadores, tiene el derecho de saludar a Calderón, así como de hacer los cambios que quiera en su administración. Participará en el 2012 con Morena En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, López Obrador confirmó que participará en las elecciones presidenciales del próximo año, con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que él fundó y encabeza. En sendas reuniones con simpatizantes de Motozintla y Comitán de Domínguez, como parte de su gira de cuatro días por el estado, López Obrador dijo que volverá a ganar en las elecciones presidenciales, “por la vía pacífica y electoral a los 30 potentados que se creen los amos y señores del país”. López Obrador evitó aclarar si su anuncio significa que desconoce los acuerdos negociados con los partidos que integran el Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia) -el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, antes Convergencia-, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, para elegir al candidato de la izquierda por medio de dos encuestas que se realizarían en noviembre. Hoy, López Obrador simplemente se limitó a afirmar: “vamos a participar en el 2012”. El líder opositor reiteró que es urgente y necesario transformar la vida pública de México mediante un cambio de raíz, lo cual se logrará con “la participación organizada de mujeres y hombres comprometidos con la transformación de México y sus instituciones”. Insistió en la necesidad de que haya en México una verdadera democracia, donde las instituciones estén al servicio de los mexicanos y que haya justicia, porque, dijo, “actualmente impera una oligarquía y las instituciones están al servicio de la mafia del poder”, mientras que sólo los poderosos tienen acceso a la justicia. Mañana jueves López Obrador sostendrá reuniones informativas en los municipios de Villaflores y Arriaga; el viernes, en Bochil y Pichucalco; y en su último día, el sábado, en Palenque, Ocosingo y San Cristóbal de Las Casas. (Con información de Isaín Mandujano)      

Comentarios