Cae en Veracruz banda de plagiarios al servicio de "Los Zetas"

jueves, 8 de septiembre de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública federal informó hoy que elementos de la Policía Federal (PF) detuvieron a cuatro presuntos plagiarios y extorsionadores, integrantes de un grupo vinculado con el cártel de “Los Zetas”. La SSP señaló que los delincuentes, entre ellos tres menores, operaban en la entidad bajo las órdenes de un sujeto identificado como Luis Antonio Hernández, El Oso Panda, de 23 años, quien cuenta con orden de aprehensión y es considerado de “alta peligrosidad y violencia”. La dependencia federal refirió en un comunicado que la banda que operaba en los municipios de Tlapacoyan, Martínez de la Torre, Vega de Alatorre, Tuxpan y Casitas, al norte de la entidad, está vinculada con “Los Zetas” y se le relaciona con al menos cuatro plagios en un lapso de un año. Uno de los detenidos tiene 17 años y los otros dos 16, informó la SSP, al detallar que a este grupo de secuestradores se le relaciona con tres averiguaciones previas de la Procuraduría General de la República (PGR), como presuntos responsables de cuatro privaciones de la libertad ocurridas en la entidad en septiembre de 2010 y agosto pasado. Los criminales interceptaban a sus víctimas cerca de sus negocios, a los que llegaban fuertemente armados a bordo de camionetas blindadas. Las personas secuestradas eran mantenidas en casas de seguridad ubicadas en hoteles y moteles de la región, explicó la SSP. Detalló que un hombre de 38 años, secuestrado el 26 de agosto pasado, fue rescatado durante el operativo para detener a los presuntos delincuentes, a quienes se les incautaron armas de fuego y vehículos. Las autoridades señalaron a El Panda como el presunto jefe de la célula de plagiarios y extorsionadores. Los otros tres adolescentes detenidos son Félix “N” de 17 años, originario de Martínez de la Torre; Aldo Miguel “N” de 16, originario de Vega de Alatorre, y Jassiel “N” de 16 y originario de Orizaba. Según la SSP, los detenidos torturaban a sus víctimas y como medida de presión las comunicaban con sus familiares para exigirles fuertes cantidades de dinero y, una vez que no contaban con más recursos, “los privaban de la vida”. La detención se llevó a cabo luego de que elementos de la PF montaron vigilancias fijas y móviles en las inmediaciones del municipio de Casitas y, al circular sobre la carretera a Poza Rica, “tuvieron contacto con una camioneta tripulada por varios sujetos armados, cerca de las inmediaciones de un hotel que presuntamente utilizaban como casa de seguridad”. En coordinación con personal del Ejército, se desplegó un cerco de seguridad en la zona para realizar una inspección en el inmueble, en donde fue localizado un hombre de 38 años, que fue privado ilegalmente de su libertad en Tlapacoyan desde el 26 de agosto y quien finalmente fue liberado. Al momento de la detención, agregó, los presuntos “zetas” tenían en su poder diversos documentos, como facturas de vehículos que pertenecen a un vendedor de automóviles de 43 años, plagiado en el mes de mayo pasado en Tuxpan y cuyo paradero se desconoce a la fecha.