Calderón apuesta por gasto social en pleno año electoral

viernes, 9 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Si en materia de ingresos para 2012 subyace un interés político-electoral -no habrá incrementos en impuestos ni creación de nuevos gravámenes y se elimina la tenencia vehicular-, en materia de gasto dicho interés es aún más notorio. Con la idea formal de dinamizar el mercado interno, el gobierno apostará a un mayor gasto en actividades de gran impacto social, como vivienda, infraestructura carretera, programas sociales, universalización de los servicios de salud y un fuerte apoyo a pequeñas y medianas empresas. De acuerdo con el paquete económico para el próximo año, que hoy fue enviado al Congreso de la Unión, el gobierno espera ejercer un gasto neto por 3 billones 647 mil 907 millones 100 mil pesos. Una diferencia de casi 269 mil 562 millones de pesos más que el proyectado para 2011. Un aumento nominal de 8%, y de 2.5% en términos reales. De esos recursos, 76% será para gasto programable --los presupuestos de los poderes Legislativo y Judicial, las entidades autónomas (IFE, CNDH, Inegi, las dependencias gubernamentales y las entidades paraestatales, principalmente. Un 13.8% será para participaciones a entidades y municipios; 0.6% para adeudos fiscales anteriores y el 8.8% restante para pagar intereses y amortizaciones de la deuda pública, interna y externa. El propio secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, en un mensaje que dio después de entregar el paquete económico en la Cámara de Diputados, señaló que para apoyar la obtención de vivienda para los más pobres, se destinarán 4 mil millones de pesos adicionales. El presupuesto para vivienda en 2012, con ese incremento, será de casi 9 mil 500 millones. Con ello, dijo, la Comisión Nacional de Vivienda podrá realizar 250 mil acciones de vivienda (adquisición de vivienda nueva o usada, compra de lotes, mejoramiento, autoconstrucción, entre otras), que significará 35% más de las realizadas este año. Las prioridades del gasto público para 2012 serán, de acuerdo con el proyecto de presupuesto, en este orden: seguridad pública, crecimiento económico, desarrollo social (igualdad de oportunidades) y combate a la pobreza. Para las funciones de seguridad, el gasto se incrementará 10.7% para sumar 147 mil 270 millones 500 mil pesos. Esos recursos serán para apoyar a las Fuerzas Armadas en el combate a narcotráfico y la delincuencia organizada; prevención de ilícitos; modernizar el sistema penitenciario; atender a las víctimas del delito, y apoyar el mando único de policía. Para apoyar el crecimiento económico los recursos se destinarán al Fondo Pyme, a empresas sociales, programas de apoyo a la industria, a microfinancieras y apoyos a la exportación. Pero sin duda, la parte que se llevará el mayor monto de recursos es la infraestructura que, ciertamente, genera empleos, aumenta la productividad y dinamiza el crecimiento económico, pero también porque es de mayor impacto social (y visual). El Programa Nacional de Infraestructura se llevará 653 mil 521 millones 400 mil pesos, un monto aun mayor a lo que se espera por la recaudación del IVA. Para los programas sociales se destinarán 350 mil 971 millones 100 mil pesos, no muy mayor a los 349 mil 880 millones de este año. Pero en el desglose se observa que las mayores cantidades serán para Oportunidades y el Seguro Popular. Para el primero, se aplicarán 65 mil 123 millones 300 mil pesos. Para el segundo, 68 mil 847 millones 600 mil pesos. Los más altos de la historia.

Comentarios