Ve Sicilia escenario ignominioso para México en 2012

domingo, 1 de enero de 2012
SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis. (apro).- Para el poeta y activista líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, el 2012 no depara para México un futuro halagador cuando de las tres cartas electorales hasta ahora plasmadas en la mesa de los mexicanos, son lo mismo que siempre se les ha servido. En el marco del Segundo seminario internacional de reflexión y análisis planeta Tierra: movimientos antisistémicos celebrado en esta ciudad colonial, Sicilia expuso que quien gane las próximas elecciones federales no podrá gobernar en las condiciones de balcanización que vive el país, por lo que –dijo– la única alternativa es el movimiento ciudadano, la gestación de movimientos sociales que pongan un “ya basta” al estatus establecido. En una entrevista previa a su intervención en un foro con ponentes de México y del extranjero, todos ellos con un perfil sociológico, Javier Sicilia lamentó que los partidos políticos estén muy alejados de la realidad que está viviendo un país en guerra, que está hoy por hoy “balcanizado con miles y miles de víctimas de desaparecidos y desplazados”. Y lo que es peor es que no hay una agenda común para la búsqueda de cómo sanear al país y que vamos “a unas elecciones completamente ignominiosas”. “Tenemos que enfrentar esta realidad donde vemos al Estado alejado de proveer justicia y equidad, vemos un año terrible dadas las condiciones de lejanía de un país ante la guerra y la corrupción que estamos viviendo, vemos la impunidad que reina en el Estado y esto apunta a un 2012 más terrible para desgracia de nosotros”, afirmó Sicilia. Pero en contraste –indicó– con ello se ve a movimientos que ponen el dedo en la llaga como el de los zapatistas que hoy celebran 18 años de levantamiento armado, “que con otra forma de lucha son parte de estos movimientos que son la reserva moral del país, que son principalmente la esperanza del país”. Sicilia dio a conocer que a lo largo del 2011 han sido ya cinco muertos y dos desaparecidos los que lleva el movimiento que encabeza, entre ellos mencionó a Nepomuceno Moreno, Trino y otros. Y que esto es la muestra de que el Estado como debiera ser no existe: “una de las facciones del Estado está coludida con el crimen organizado y una de las partes sanas no está haciendo lo que debería de hacer, como su trabajo de impartir justicia y encarcelar a los delincuentes con castigos ejemplares para ir reconstruyendo el tejido social”. Para el activista, quien perdió a su hijo en 2011 en el marco de la guerra contra el crimen organizado, crímenes como el de Nepomuceno Moreno sólo confirman que el Estado está rebasado y que no es ya garantía de seguridad y protección para los gobernados. “Los politólogos me reclaman del porqué comparo al Estado con los delincuentes o los delincuentes con el Estado, pues yo les contesto que no hay un Estado que garantice seguridad, que hay 98 por ciento de impunidad. Un Estado que no responde a la seguridad ciudadana es un estado delincuencial, esa es la realidad que tenemos y esa es la realidad en la que van los partidos políticos en el 2012, donde van los candidatos de los partidos a buscar la presidencia en unas elecciones verdaderamente ignominiosas. Habrá que enfrentarlos y confrontarlos ante la realidad del país”, dijo Sicilia. Explicó que ante ese escenario están creando sus propios protocolos de seguridad y protección para los miembros de ese movimiento que están “inermes” ante el embate de la violencia: “nos vamos a proteger porque el Estado nos cuida sólo en el discurso nada más”. El escritor dijo que hoy los partidos y candidatos están parados en un país inexistente, en un Estado inexistente, y que no se puede decir quién tiene un mejor discurso que otro o quién tiene un mejor planteamiento que otro. “La verdad es que quien gane no podrá gobernar en las condiciones en las que se encuentra el país, en un estado de guerra como ya lo hemos definido, con zonas del país absolutamente balcanizadas y cooptadas por el crimen organizado, con zonas donde ni siquiera hay Estado porque el Estado se volvió el crimen organizado”, mencionó Sicilia. En todo caso –dijo– podrá haber alguno que tenga mejor discurso que los otros, pero que México no se gobierna con discursos, se gobierna con hechos. “Ya hay constancia que donde gobierna el PRI, el PAN o el PRD en esencia todos son lo mismo. Entonces la oferta en esencia es más de lo mismo. Más debilidad porque no hay una unidad nacional, no hay una agenda de la unidad nacional, entonces va ser más atroz. Mi apuesta es confrontarlos, van a ir a unas elecciones, en lo personal voy a dar mi voto nulo, pero sí voy encararlos como ciudadano”, agregó el poeta. Aclaró que en México no ve una izquierda electoral, lo que sí ve es un discurso muy parecido al de la izquierda: “pero sus actos allí están, no se distinguen unos de otros, nada más hay que ver dónde gobiernan ellos, qué distinción hay entre Sonora gobernada por el PAN, o Michoacán gobernada por el PRD, Guerrero, Chiapas, o Veracruz gobernada por el PRI; todos son iguales”. Ejemplificó: el caso más concreto es Guerrero, gobernada por el PRD, donde todo lo invertido en el Plan Mérida para la capacitación de policías, ha servido para reprimir con asesinatos a estudiantes normalistas. En Guerrero tenemos dos desaparecidos del movimiento y es gravísimo lo que estamos viviendo”. Insistió en que si no se corrige el rumbo del país, éstas serán las elecciones de la ignominia: “Entonces ya nos estamos preguntando porqué candidato o partido vamos a votar, sino porqué que cártel vamos a votar”. Expuso que no hay una claridad en el distanciamiento de los partidos políticos con el crimen organizado, tienen a miembros metidos allí ambos grupos y que no se ve que haya un trabajo para resarcir eso, de limpiar eso, de construir un Estado de derecho. Reiteró que el país está balcanizado y el gobierno no lo ve, porque cuando ellos llegan, nada más llegan a buscar votos, no a conocer la realidad y que su movimiento recorrió el país con profundidad, no en busca de votos; que conoció a las familias a quienes dieron apoyo y consuelo, vio la radiografía del dolor: “no llegamos a tirar discursos demagógicos o retóricos para ganar votos, derivado de ello tenemos una mirada más fina del país”. “No importa que otros lo hayan recorrido más que nosotros, sino lo que se trata es que se recorra con profundidad, y esas personas parece que no han visto ese dolor, esa balcanización del país, y el miedo que se vive en el país, por tanto no se reflejan soluciones en sus propuestas políticas por desgracia”, concluyó Sicilia.  

Comentarios