Pide Salazar Mendiguchía investigar desvío de recursos en Chiapas

miércoles, 11 de enero de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El exgobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, pidió al Congreso de la Unión y a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que abran una investigación sobre el mal uso de partidas presupuestales por parte del gobierno de su sucesor, Juan Sabines Guerrero. En entrevista con Carmen Aristegui en MVS Radio, el exgobernador –preso en el penal de Huixtla– también solicitó a la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que dicten medidas cautelares para proteger su integridad, la de su familia y amigos, en virtud de que han sido amenazados por los cuerpos policiacos estatales. De acuerdo con Salazar Mendiguchía, quien se autoproclama “preso político”, él dejó a Chiapas con cero deuda pública, pero su sucesor la llevó al tope, y eso mantiene al estado al borde del colapso. Tan sólo en seis programas federales del ejercicio de 2010, detalló, hay 2 mil 37 millones de pesos de “quebranto” y “el gobierno no sabe, no tiene cómo comprobar dichos recursos”, apuntó. El exmandatario precisó que el escenario político electoral va a impedir que en México se voltee a ver el cacicazgo regional de los gobernadores “del tipo de Sabines”, quien –añadió– “está haciendo y deshaciendo de las finanzas públicas como si fuera dinero propio”. Subrayó que todo eso es verificable en la ASF, e insistió en investigar los desvíos, muchos de los cuales –anotó– son “insolventables”, y eso constituye un delito. Agregó: “Estoy en la cárcel, pero no desinformado. Tengo información que irá saliendo en las próximas semanas o meses”. Además, calificó como una farsa la producción de biodiesel y la creación de ciudades rurales, pues con ello –manifestó– sólo se busca distraer a la opinión pública de los verdaderos y graves problemas para la entidad. “Estoy solicitando un llamado a las cámaras del Congreso federal para que investiguen por qué el gobierno del estado está malversando impunemente recursos de la Federación, y a la Secretaría de Gobernación para que de inmediato dicte medidas cautelares para que se garantice mi seguridad”. Según Salazar Mendiguchía, los internos no le representan ningún riesgo, “el verdadero riesgo y peligro para mí, mi familia, mis amigos, colaboradores e incluso mis abogados, se llama Juan Sabines Guerrero”.

Comentarios