Conceden a "La Reina del Pacífico" amparo contra extradición

jueves, 12 de enero de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Un juez federal concedió a Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, un amparo que evitará su extradición a Estados Unidos, en virtud de que, dijo, la acusación está basada en hechos y ya fue absuelta en tribunales mexicanos. “Se concede la protección constitucional a Sandra Ávila Beltrán, porque el artículo sexto del tratado de extradición aplicable prohíbe conceder la extradición de quienes hayan sido sometidos a proceso por los mismos hechos en el país requerido, con lo que amplía el ámbito protector del Artículo 23 de la Constitución mexicana, que establece que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito”, se lee en la resolución del juez décimo tercero de distrito de amparo en materia penal en el DF, Jesús Alberto Chávez Hernández. En septiembre de 2011, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) concedió la extradición a Estados Unidos de La Reina del Pacífico, para que fuera juzgada por asociación delictuosa. La Corte Federal para el Distrito Sur de Florida basa su acusación en que desde enero de 1999 y al menos hasta marzo de 2004, Ávila Beltrán formó parte de una organización dedicada a la adquisición y transporte de grandes cantidades de cocaína desde Colombia a la Unión Americana. A la Reina del Pacífico se le vincula con el cártel de Sinaloa, liderado por Ismael, El Mayo, Zambada y Joaquín Guzmán Loera, El Chapo Guzmán. De acuerdo con las autoridades estadunidenses, uno de los integrantes de esa banda criminal señaló a Ávila Beltrán como la coordinadora de la distribución de cocaína en México y encargada de trasladarla a Estados Unidos. La Reina del Pacífico, y su novio, el capo colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez, El Tigre, considerados el enlace entre los narcotraficantes de Colombia y sus socios de los cárteles de Juárez y Sinaloa, fueron detenidos en septiembre de 2007 por la Policía Federal. La mujer fue capturada cuando conducía un BMW en las inmediaciones de un Vips de San Jerónimo. Horas después, policías federales aprehendieron a El Tigre afuera de la panadería La Gran Vía, de Plaza San Jerónimo. El 4 de diciembre de 2010, el juez 18 de procesos penales federales en el Reclusorio Norte, Fernando Córdova del Valle, los absolvió de los delitos por los que se les acusaba --violación a la ley federal contra la delincuencia organizada y contra la salud, y operaciones con recursos de procedencia ilícita--, debido a que el Ministerio Público de la Federación no aportó los elementos necesarios para sustentar la acusación. No obstante, continuaron en prisión porque aún debía resolverse el proceso de extradición que otorgó la Cancillería, sin embargo La Reina del Pacífico quedó protegida con el amparo que hoy le concedió el juez décimo tercero en materia de amparo penal. Esta es la segunda ocasión en que un tribunal federal concede un amparo a Ávila Beltrán para evitar que sea entregada a Estados Unidos. La primera fue en agosto pasado. En la resolución anterior se ordenó a la SRE dejar sin efecto el acuerdo de extradición y emitir otras por hechos diferentes. Sin embargo, lo que hizo la dependencia fue modificar la acusación cambiando la conducta de delincuencia organizada por asociación delictuosa y eliminando la cantidad de narcóticos asegurados en un decomiso realizado en diciembre de 2001.

Comentarios