"Soy prole y sí me he subido al Metro": Isabel Miranda de Wallace

jueves, 12 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La cúpula del Partido Acción Nacional (PAN) canceló hoy, repentinamente, la elección abierta a la ciudadanía para elegir a su candidato a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal y ungió a la empresaria Isabel Miranda de Wallace, una activista allegada al gobierno de Felipe Calderón. En su discurso de aceptación de la candidatura, que todavía ayer al mediodía rechazó, Miranda ofreció sólo trazos de una agenda de seguridad pública y omitió cualquier referencia a un proyecto de desarrollo social, aunque a pregunta expresa aseguró que no desaparecerá los programas sociales que aplica el gobierno capitalino. Con la designación de Miranda, dueña de una empresa de anuncios espectaculares que se ha opuesto al reordenamiento de ese tipo de publicidad en azoteas y vías de comunicación, se canceló la elección interna en que participarían Mariana Gómez del Campo, Gabriela Cuevas, Carlos Orvañanos, Demetrio Sodi y José Luis Luegue, estos dos últimos ausentes en la ceremonia de unción. El presidente del PAN, Gustavo Madero, justificó la designación por ser facultad del CEN y anticipó que Miranda “será una bocanada de aire fresco y de renovación en la política mexicana”. Acompañada de los aspirantes a la candidatura presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mora, Santiago Creel y Ernesto Cordero, la empresaria aseguró que decidió aceptar la candidatura, porque los tiempos actuales reclaman decisiones y compromisos no sólo de los políticos, sino de los ciudadanos. “Estamos ante una situación que lo demanda, los cambios que necesita la ciudad, en donde existe tanta iniquidad e injusticia, el que un partido pretenda restablecerse como dominante, con lo cual nuestra incipiente democracia se vería anulada o seriamente afectada, y sea el único que gobierne este país y su capital, y es ahí donde surge la imperiosa necesidad  y oportunidad de lograr una transición ordenada que todos los mexicanos anhelamos”. La fundadora de la asociación civil Alto al Secuestro, que fundó a partir de que su hijo Hugo Alberto Wallace Miranda fue privado de su libertad y de su vida, afirmó reiteradamente que “es tiempo de los ciudadanos” para que se hagan cargo de las instituciones para fortalecerlas y depurarlas. “Soy una candidata ciudadana, respondo a los intereses de los ciudadanos y no de un partido ni de un sector de intereses. Esa fue la condición básica para que aceptara esta postulación. Es tiempo de los ciudadanos”, expuso. Miranda de Wallace aseguró que aceptó ser candidata al Gobierno del Distrito Federal para dar ejemplo de construcción ciudadana. “Estoy convencida de que hay que desterrar de la Ciudad de México conductas delictivas y de violencia que generan consternación y dolor. Por eso es que la sociedad civil tenemos que actuar. Todos los ciudadanos y ciudadanas queremos vivir en paz y transitar en el Distrito Federal sin temor a ser sujetos de algún delito”. Luego de convocar a los ciudadanos a apoyarla, Miranda añadió: “Muchas veces a lo largo de mi vida he demostrado que se puede, como cuando abrimos el espacio de los ciudadanos en la lucha de la seguridad. Hoy nuevamente demostraremos que se puede, en este caso con espacios ciudadanos al Gobierno del Distrito Federal. No habrá presupuesto, descalificaciones, mañas o cacicazgos que puedan contra nosotros. Es tiempo de la ciudadanía”. Miranda aseguró que no es amiga de Felipe Calderón y no es candidata por él ni por haber levantado la mano, sino porque se lo ofrecieron: “No me honra con su amistad el presidente Calderón. Yo, como es públicamente conocido, incluso para entrar a Los Pinos, por si no lo recuerdan y se los recuerdo, fui agredida por el Estado Mayor Presidencial en su oportunidad. Yo entré a las instituciones y a muchos espacios manoteando y golpeteando como ciudadano”. Inclusive, también se definió como “prole”, porque –dijo– proviene de una familia de trabajo y que inclusive suele viajar en Metro, cuyo precio del boleto es de tres pesos, afirmó luego de que Mariana Gómez del Campo se lo dijo. “Sí me he subido al Metro”, dijo Miranda. “Mi padre fue taxista, yo sé lo que es venir de no tener a veces para pagar una colegiatura, toda mi instrucción fue en escuelas públicas y me enorgullezco de ser prole y de ser pueblo. “Entiendo la política como una mezcla de ética y sentido común”, puntualizó. “He vivido fuera de los presupuestos públicos y del círculo vicioso de saltar a un cargo a otro tan sólo para abusar de sus beneficios. Los ciudadanos estamos hartos de eso”, agregó. A pregunta expresa, se negó a debatir con sus adversarios: “México no necesita de más debates, necesita que nos pongamos  a trabajar, necesitamos que hagamos consensos y podamos construir. México ya no necesita divisiones, descalificaciones, señalamientos”.

Comentarios