Reportan a salvo a dos mexicanos que iban en crucero que encalló en Italia

sábado, 14 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Dos mexicanos que se encontraban entre los pasajeros del crucero Costa Concordia, que encalló frente a la isla italiana de Giglio, fueron rescatados sanos y salvos, informaron el vicecomandante de la capitanía del puerto de Livorno, Lorenzo Cantore y el embajador de México en Italia, Miguel Ruiz-Cabañas Izquierdo. El embajador explicó que la pareja, originaria de Guadalajara, fue trasladada a Roma, de donde viajará hacia México en los próximos días. Ruiz-Cabañas Izquierdo detalló que ninguno de los dos resultó herido, aunque perdieron sus pasaportes durante la confusión causada por el accidente. Agregó que la pareja –cuyos nombres no proporcionó– fue sacada del barco mientras cenaba, “solamente están espantados, pero por fortuna están bien”, declaró a la agencia Notimex. En una primera lista de pasajeros emitida por la compañía Costa Concordia, propietaria del barco, no figuraba ningún mexicano. Sin embargo, en un listado posterior aparecían dos pasajeros de nacionalidad mexicana, confirmó el vicecomandante de la capitanía del puerto de Livorno, Lorenzo Cantore. Hasta ahora, se ha confirmado la muerte de dos turistas franceses y de un miembro de la tripulación, de nacionalidad peruana. Además, las autoridades hablan de 40 desaparecidos, a quienes los servicios de socorro continuaban buscando dentro de la nave. La embarcación quedó casi completamente inclinada sobre uno de sus costados, luego de chocar con un escollo el viernes por la noche. El accidente fue atribuido a un error humano y el capitán del barco, Francesco Schettino, así como el primer oficial, Cirio Ambrosio, fueron arrestados por orden de la fiscalía de la ciudad de Grosseto, en la región de Toscana, acusados de homicidio culposo, naufragio y abandono de la nave.