Advierte Washington Post riesgo de que el narco imponga candidatos en 2012

lunes, 16 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El diario estadunidense The Washington Post advirtió hoy sobre el riesgo de que el crimen organizado intente manipular el proceso electoral de 1 de julio e imponga candidatos. En su edición de este lunes, el rotativo publicó el texto: “La votación de México en 2012, vulnerable a la narco amenaza”, en el que reproduce las declaraciones de José Luis Vargas Valdez, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), sobre la posibilidad de que el narco permee en las campañas de los políticos mexicanos. El Post señala que las autoridades electorales mexicanas creen que es real la posibilidad de que el narcotráfico busque financiar campañas a escala local o federal e influir en el ámbito político. “Lo que ellos dicen es: ¿por qué debo pagar a las autoridades cuando puedo comprarlas desde el principio?”, dijo Vargas Valdez, en la entrevista. El rotativo cuestiona que, “a pesar de las preocupaciones de que los cárteles de la droga financien a algunos de los candidatos, mientras intimidan o asesinan a otros, un paquete de iniciativas de ley que sancionan delitos relacionados con las elecciones permanece entrampado en el Congreso desde abril del 2011". Según las declaraciones del titular de la Fepade al diario estadunidense, hay poco tiempo para salvaguardar el próximo proceso electoral; y “el apetito de estos grupos criminales es infinito", pues operan bajo una "lógica económica, no muy distinto de cualquier interés empresarial, tratando de ganar influencia. "Ellos quieren ciertas garantías de las autoridades: que sus monopolios sean protegidos y que sus competidores no puedan operar en un determinado territorio", aseguró el funcionario mexicano en la entrevista. Vargas consideró, incluso, que el proceso electoral del próximo 1 de julio, estará aún más en riesgo que las elecciones de 2006, pues "las mafias del país han perfeccionado sus métodos de corrupción optando por financiar campañas en lugar de comprar a los funcionarios una vez que están en el poder". Un ejemplo de ello, según el rotativo estadunidense, fueron las elecciones de Michoacán el pasado 13 de noviembre, donde fue derrotada la hermana del presidente Felipe Calderón, Luisa María. Éstas, "son vistas como un ominoso signo de lo que podría pasar en las elecciones del próximo verano”. "Las encuestas mostraban a la hermana del presidente con una sólida ventaja, pero terminó perdiendo ante el candidato del PRI, Fausto Vallejo Figueroa, en medio de múltiples denuncias de intimidación a los votantes por parte del narco", apuntó The Washington Post. El rotativo anticipó que ante una eventual victoria del PRI, ésta podría verse ensombrecida por percepciones de ilegitimidad en caso de que existan muchos reportes de compra de voto, violencia y otras irregularidades. Añadió que candidatos como la panista Josefina Vázquez Mota, ha reconocido que existe la posibilidad de que el crimen organizado quiera infiltrarse en el proceso electoral. “No podemos permitir que el crimen organizado sean quien decida en las urnas”, declaró la diputada federal con licencia al diario estadunidense. También hace referencia al precandidato único del PRI, Enrique Peña Nieto, quien ha propuesto la firma de un pacto entre los candidatos comprometiéndose a no aceptar dinero del crimen organizado. En contraparte, el analista George Grayson, profesor del College of William and Mary, y autor del libro ¿Mexico: Narco-Violence and a Failed State?, quien también fue entrevistado por el diario, consideró prematuro hablar de una amenaza a todo el proceso electoral. Afirmó que, si bien, los cárteles están interesados en el control de algunos estados, municipios o rutas, difícilmente serían capaces de buscar y conseguir el control del Congreso o de decidir la elección presidencial. "Creo que el artículo de The Washington Post ha sido un poco prematuro. Los cárteles quieren desde siempre controlar rutas, pero no manipular unas elecciones presidenciales", indicó Grayson. No es la primera vez que el titular de la Fepade alerta sobre la posibilidad de que el narco intente inmiscuirse en las campañas políticas. El pasado 13 de diciembre, durante un foro organizado por el Consejo de las Américas, afirmó que las elecciones de 2012 enfrentan la amenaza de una "captura del Estado" por parte del crimen organizado. Afirmó que ante ello, se requiere un pacto político nacional para prevenirlo. "Lo que está en juego y lo que nos corresponde como autoridades del Estado mexicano, es evitar esa captura", pues si las bandas criminales logran infiltrase, dijo, estará en riesgo la esencia misma de la democracia.