Aspirantes de izquierda acuerdan respaldar al que gane la encuesta

lunes, 16 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de acusaciones entre aspirantes a la candidatura de los partidos de izquierda para la Ciudad de México, este lunes se reunieron con el coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia), Manuel Camacho Solís, ante quien se comprometieron a mantenerse unidos y respaldar al triunfador del proceso de selección. Al término de una reunión que se prolongó dos horas, los cinco aspirantes a la candidatura de la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano, Alejandra Barrales, Miguel Mancera, Martí Batres, Gerardo Fernández Noroña y Joel Ortega, respaldaron los comentarios de Camacho Solís, único vocero del proceso interno ante los medios de comunicación La víspera, los equipos de Barrales y Ortega denunciaron presuntas irregularidades que, según ellos, tendrían impacto en el resultado final de los sondeos realizados por las encuestadoras Covarrubias y Asociados, Nodo, y Buendía y Loredo, empresas contratadas por los mismos aspirantes, así como Encuesta Aplicada, consultora encargada de supervisar a las encuestadoras. Destrucción y distribución de propaganda, inducción de preguntas para favorecer a Miguel Mancera, operación de call center a favor del exprocurador y de Barrales, utilización de vehículos de la delegación Venustiano Carranza para la colocación de propaganda de la diputada local, entre otras, fueron algunas de las quejas presentadas ante Camacho este lunes. En nombre de los aspirantes, Camacho dijo que se había tomado nota de las quejas y que lo más importante es que se reconocían irregularidades en el proceso de selección, que, dijo, “ocurren hasta en Holanda”. La gran diferencia en el caso de la selección del candidato de las izquierdas, agregó Camacho, “es que nosotros lo reconocemos y corregimos en el momento lo que está al alcance”. Según el coordinador de el Dia, el acuerdo a que llegaron los aspirantes fue esperar a que el jueves por la noche las encuestadoras contratadas den sus resultados, previamente supervisados por la empresa auditora que determinará el impacto real de las acusaciones en los sondeos. Será la empresa auditora, apuntó Camacho, la que dirá si habrá que corregir la formulación de alguna pregunta o si algunos de los señalamientos de los aspirantes influyeron en el resultado en ciertas zonas. Otro de los acuerdos, apuntó, es que los aspirantes perdedores apoyaran a quien resulte ganador, porque “nadie puede decir que no necesita de los otros”, pero sobre todo porque está de por medio la continuidad de la izquierda al frente del gobierno capitalino. Camacho insistió en que la importancia para los partidos de izquierda conservar el gobierno del Distrito Federal, pero descartó que esté en riesgo perderlo frente a liderazgos como el Acción Nacional y su candidata, Isabel Miranda de Wallace, toda vez que, “el PAN tiene 9% de preferencias”. El exregente capitalino durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortarí, conminó a los aspirantes a no dar declaraciones a los medios, así como a no adelantar resultados de las encuestas hasta que el jueves se haga el anuncio oficial.