Caso Ayotzinapa: ministeriales promueven recurso legal contra ampliación del arraigo

lunes, 16 de enero de 2012
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La defensa legal de los dos policías ministeriales arraigados por el asesinato de los dos normalistas de Ayotzinapa en diciembre pasado, interpuso un recurso legal en contra de la ampliación de la medida cautelar, debido a que, a su juicio, es inconstitucional y porque se confirmó ya que éstos no dispararon, como sostiene la Procuraduría General de Justicia de Guerrero. En entrevista, el abogado Antonio Nogueda cuestionó que ningún policía federal esté detenido cuando varios de ellos dieron positivo en las pruebas de rodizonato, mientras que el comandante de la Policía Ministerial, Rey David Cortés Flores y el aspirante Israel Matadazas Salinas siguen arraigados, a pesar de que, de acuerdo con los resultados periciales realizados, no dispararon sus armas durante los hechos violentos del 12 de diciembre en la autopista del Sol. Mientras tanto, el encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Juan Manuel Herrera Campos, confirmó que se amplió 30 días el arraigo del comandante Cortés Flores y del aspirante a policía ministerial Ismael Matadamas Salinas. De confirmarse su responsabilidad serán consignados por el delito de homicidio. Al respecto, el abogado defensor de los dos inculpados calificó de inconstitucional la ampliación del arraigo, por lo que promovió un recurso legal ante el Juzgado Primero del Ramo Penal de Primera Instancia para que se retracte de la ampliación de dicha medida. El litigante y subprocurador de Justicia durante el gobierno del priista René Juárez Cisneros, cuestionó que a pesar de que varios agentes federales dieron positivo en la prueba de rodizonato de sodio, ninguno se encuentra sujeto a investigación. Por su parte, Herrera Campos confirmó que el Juzgado Primero del Ramo Penal de Primera Instancia determinó a escasos tres días de que venciera el plazo (el miércoles 18) que los dos inculpados permanezcan arraigados otros 30 días más. También, confirmó que los 10 policías estatales --seis preventivos y cuatro agentes ministeriales-- que junto con Cortés Flores y Salinas Matadamas fueron arraigados desde el 18 de diciembre, ayer mismo quedaron en libertad. El recién designado funcionario estatal fue entrevistado esta mañana durante una ceremonia castrense realizada en esta capital, donde el general Juan Manuel Rico Gámez rindió protesta como comandante de la 35 Zona Militar, en sustitución del general Roberto de la Vega Díaz, quien será designado comandante de la XI Región Militar con sede en la ciudad de Torreón, Coahuila. Herrera Campos señaló que el Ministerio Público del Fuero Común solicitó la ampliación del arraigo para los dos inculpados con el objetivo de que durante este lapso pueda “ejercer acción penal” por el delito de homicidio en contra del jefe policíaco y el aspirante a policía ministerial, quienes aparecen en varias fotos y videos portando rifles AR-15, en posición de tiro y vestidos de civil durante el desalojo de normalistas. El subprocurador y actual encargado de despacho de la PGJ, dijo que “en su momento” dará a conocer las pruebas que incriminan los dos inculpados. A pesar de que Ismael Salinas Matadamas, se desempeñaba como estudiante de la academia de formación policial de la PGJ, Herrera Campos señaló que ya era considerado como elemento de esta corporación porque “ya estaba dentro de la plantilla del personal”, indicó. Sobre los 10 policías que ayer fueron liberados, Herrera Campos señaló que las investigaciones que realiza la Procuraduría local continúan por “otros delitos”, aunque aclaró que “no hay absolución para nadie”, en tanto la averiguación previa no sea consignada ante un juez. Mientras el abogado de los arraigados reprochó que a pesar de las pruebas que demuestran “la inocencia” de sus defendidos, éstos sean señalados por la Procuraduría local como presuntos responsables del asesinato de los dos estudiantes normalistas. Recordó que diferentes pruebas periciales y testimonios de testigos dan cuenta de que los agentes federales estuvieron disparando contra los manifestantes. Entrevistado en su despacho ubicado en el centro de esta capital, Antonio Nogueda, quien en abril de 2007 sufrió un atentado armado que lo mantiene postrado a una silla de ruedas, hizo referencia a la declaración ministerial del exsubsecretario de Seguridad Pública estatal, Ramón Arreola Ibaría, quien dijo que los agentes federales estuvieron disparando durante el desalojo del 12 de diciembre. De acuerdo con el abogado, el exfuncionario estatal habría señalado que en el momento que llegó al lugar de los hechos, se percató que los agentes federales “no paraban de disparar”. Por ello, “fue imposible meter una columna de policías antimotines” para desalojar a los estudiantes que bloqueaban los cuatro carriles de la autopista del Sol, al sur de esta capital, habría dicho el general retirado, Ramón Arreola en su declaración ante el ministerio público del fuero común, aseguró Antonio Nogueda. Consideró que la averiguación previa que integra la PGJ en contra del jefe policíaco y el aspirante a policía ministerial debe ser anulada porque las actuaciones que ha realizado el Ministerio Público han sido irregulares. Normalistas insisten: Que renuncie Aguirre Estudiantes y egresados de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, realizaron sendas manifestaciones en contra del gobierno estatal, frente a la residencia oficial y la Secretaría de Educación. Por un lado, los normalistas arribaron a la residencia oficial Casa Guerrero, al oriente de esta capital, para insistir en su demanda de juicio político contra el gobernador postulado por la izquierda, Ángel Heladio Aguirre Rivero. Por su parte, egresados de la generación 2007-2011 de la normal de Ayotzinapa protestaron en la sede de la SEG para exigir 44 plazas del mismo número de normalistas que aprobaron el examen de oposición que organiza el gobierno estatal para concursar bases en el magisterio guerrerense. Los egresados señalaron que decidieron protestar debido a que las autoridades educativas se habían comprometido en entregar estas plazas desde noviembre pasado y a la fecha no han cumplido. El vocero de los egresados, Martín Castro Gutiérrez, explicó que el año pasado egresaron 127 normalistas de Ayotzinapa, de los cuales 67 ya accedieron a una plaza mediante examen de oposición. Debido a que ningún funcionario de la SEG atendió la inconformidad de los egresados de la normal de Ayotzinapa, los inconformes anunciaron que volverán a protestar en esta capital durante los siguientes días hasta que las autoridades educativas entreguen las plazas restantes.

Comentarios