El boxeador Márquez anuncia su apoyo a Peña Nieto

lunes, 16 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El boxeador Juan Manuel Márquez afirmó que si tiene la oportunidad de volver a portar el logotipo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en una pelea para apoyar al precandidato presidencial Enrique Peña Nieto, lo hará de nueva cuenta. Aceptó que durante su pelea contra el filipino Manny Pacquiao, el pasado 12 de noviembre –un día antes de la elección en Michoacán–, portó el logotipo del PRI en su calzoncillo porque es su manera de mostrar su inconformidad con lo que sucede en el país. "No tengo nexos con nadie del partido, no tengo nada que ver en el partido (PRI). La manera de demostrar mi inconformidad en lo que está pasando en el país es esa. Yo creo que si muchos mexicanos tuvieran la oportunidad de expresar lo que sienten, lo harían, pero muchos no la tienen", afirmó. Entrevistado a su salida de una audiencia de alegatos en el Instituto Federal Electoral (IFE), para explicar la razón por la que portó el logotipo del PRI en su pelea con Pacquiao, misma que se transmitió en todo el país, el boxeador reconoció que podría ser multado por su acción, sin embargo afirmó estar tranquilo. "Si ahora hay algún problema, hay algún asunto, y hay que demostrar (con pruebas), no nos negamos a nada, tengo a mi representante, tengo a mi licenciado y estoy aquí", sostuvo. Es más, aseguró que de ser necesario volverá a portar el logotipo priista para seguir mostrando su inconformidad con la situación del país y para apoyar a Peña Nieto, en cuya campaña dijo estar dispuesto a participar si se lo piden. "Ahora sí, con mayor razón, sí lo haría bajo tiempos y formas", aseveró. Márquez acudió al IFE en atención a una queja presentada por el Partido Acción Nacional (PAN), en la que afirma que el boxeador violó la veda electoral, afectó la equidad de la contienda y realizó propaganda indebida en televisión. En respuesta a esa queja, el pasado 29 de diciembre la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con sede en Toluca, anuló la contienda electoral en el municipio de Morelia, Michoacán, por considerar que hubo inequidad.