Se deslinda el PRI del escándalo Montiel-Versini

lunes, 16 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se deslindó del escándalo por la custodia de sus hijos que protagonizan el exgobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas y su exesposa Maude Versini, quien amenazó con revelar las corruptelas de su expareja. “El PRI no participa y es totalmente ajeno a los problemas familiares que tengan sus militantes”, atajó el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, al ser cuestionado sobre el reciente escándalo del exgobernador mexiquense Arturo Montiel, acusado por su exesposa, la francesa Maude Versini, de quedarse ilegalmente con la custodia de sus tres hijos menores. El pasado viernes 13 de enero, el consulado general de Francia en México emitió un comunicado en el que admitió que “existe un conflicto legal” entre Versini y Montiel “relacionado con la custodia de sus tres hijos, quienes habían sido confiados, por el Tribunal de Primera Instancia de Tenancingo, a la señora Versini”. “En el marco del derecho de visitas, previo en este juicio de divorcio, los niños se encuentran en México desde el 17 de diciembre de 2011. Sin embargo, debían haber regresado a Francia el 2 de enero de 2012”, agregó el consulado. “Se trata de un caso estrictamente privado, en virtud del cual ya se ha recurrido a las autoridades judiciales y administrativas competentes”, indicó la representación diplomática francesa. Sin embargo, versiones del entorno cercano a la francesa Maude Versini advirtieron que la exesposa de Montiel amenazó con revelar “la cadena de corrupción” de la que presuntamente fue testigo durante el gobierno de Arturo Montiel en el Estado de México, si no le devuelve a sus tres hijos: Adrián, Sofía y Alexis. Montiel es tío en segundo grado y principal padrino político en la carrera de Enrique Peña Nieto, su sucesor en el gobierno del PRI en el Estado de México, y actual aspirante presidencial priista. Durante el sexenio montielista, Peña Nieto fue el secretario de Administración y posteriormente presidente del Congreso estatal, responsable de cerrar el expediente sobre los indicios de corrupción de Montiel. En septiembre de 2007, Versini y Montiel se divorciaron. La francesa exigió una indemnización equivalente a 300 millones de pesos por concretar la separación. Durante el juicio salieron a relucir las decenas de propiedades del exgobernador mexiquense y se valuó el valor de los bienes del priista en 140 millones de pesos.