Acusa AMLO a Calderón de "presumir con sombrero ajeno" apoyo a adultos mayores

miércoles, 18 de enero de 2012
CUAUHTÉMOC, Col. (apro).- El precandidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, se congratuló por la decisión del presidente Felipe Calderón de ampliar a las zonas urbanas la cobertura del programa de apoyo a adultos mayores “70 y más”, aunque advirtió que el mandatario “presume con sombrero ajeno”. En una visita realizada a esta entidad, en la que realizó “asambleas informativas” en las plazas públicas de los municipios de Tecomán y Cuauhtémoc, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal expuso: “Ayer Felipe Calderón dio a conocer que el programa ‘70 y más’ se va a aplicar en las ciudades; qué bueno, es tarde pero ya llegó, la justicia tarda pero llega, qué bueno, pero vamos a mejorar ese programa, que también es fruto de esta lucha, dice la Biblia que lo que hace la mano izquierda no tiene por qué saberlo la derecha, pero como presumen con sobrero ajeno, no es pecado que yo lo diga”. Planteó que en caso de ganar la Presidencia de la República, promoverá la elevación de los programas de desarrollo social a rango constitucional, con el objetivo de “desterrar la entrega de migajas, porque eso hace la dictadura moderna: empobrece a la gente y cuando hay elecciones empieza la repartidera de despensas, materiales, alambres, láminas, chivos, borregos, dinero en efectivo”. Además, en el caso de “70 y más”, López Obrador ofreció mejorar el monto de los recursos entregados a los adultos mayores: “que no sean 500 pesos mensuales, que sea por lo menos como en el Distrito Federal, medio salario mínimo, que ahorita son 900 pesos mensuales”. El precandidato de las izquierdas también aseguró que serán atendidos con especial énfasis otros grupos vulnerables, como las madres solteras, las personas con discapacidad, entre otros, pues después de visitar todos los municipios del país “parte el alma” observar los niveles de pobreza. Dijo que dentro de su programa se encuentra el manejo honrado del presupuesto y planteó reducir a la mitad los sueldos de los funcionarios, incluido el del presidente, lo que permitirá ahorrar 100 mil millones de pesos, además de retirar la atención médica privada para funcionarios para ahorrar 6 mil millones de pesos al año; y en general se comprometió a acabar con los gastos superfluos, para ahorrar 300 mil millones al año, que junto con 300 mil millones que se rescatarían mediante el combate a la corrupción, su gobierno contará con un ahorro de 600 mil millones para impulsar actividades productivas. En lo relativo al sector salud, criticó al Seguro Popular, que “no funciona adecuadamente, pues ni es seguro ni es popular”, debido a que no cuenta con las medicinas necesarias, además de que cuestionó el mal servicio del ISSSTE y el Seguro Social, situación que atribuyó a la corrupción y al desvío de recursos. En materia educativa, reiteró que hará “a un lado” a la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, aunque dijo que lo hará “sin atropello, sin autoritarismo, sin arbitrariedad, con todo respeto, sin testerear mucho a la señora”. La intervención de Gordillo en la Secretaría de Educación Pública, dijo, “nos ha afectado mucho, estamos muy atrasados en materia educativa porque la SEP es como un botín, se le entrega por razones de tipo político: por qué está manejando la SEP la señora Elba Esther, porque le ayudó a Calderón en 2006, no voy a decir a qué, pero le ayudó, imagínense ustedes”. Antes, López Obrador encabezó otra concentración masiva en la plaza pública del municipio de Tecomán, cuyo ayuntamiento es de origen panista, donde inicialmente se había negado el espacio a los organizadores, con el argumento de que los asistentes estarían “incómodos” en ese lugar, pero días después las autoridades rectificaron.

Comentarios