"Autonomía y probidad", perfil ante vacante en el IFAI: Peschard

miércoles, 18 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La designación de un nuevo comisionado al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales deberá atender a un perfil que cuente con márgenes de autonomía y probidad, advirtió hoy Jacqueline Peschard Mariscal, presidenta del IFAI. Luego de que el 15 de diciembre, la última comisionada fundadora del IFAI, María Marván Laborde, renunciara para incorporarse como consejera del Instituto Federal Electoral (IFE), a pregunta expresa de reporteros, Peschard añadió que ese perfil es el necesario para garantizar el trabajo por transparentar las acciones de la administración pública. Las expresiones de Peschard se registran luego de que, en días pasados, la columna Templo Mayor del diario Reforma diera a conocer que el presidente Felipe Calderón pretende nombrar comisionado del IFAI a Benjamín Hill, un funcionario de la Secretaría de Hacienda más conocido por ser esposo de la portavoz presidencial, Alejandra Sota. En entrevista al concluir la sesión del pleno del IFAI, Peschard evitó particularizar sobre quiénes se mencionan, pero abundó en el perfil. “Podría ser un académico o un servidor público con una trayectoria importante, es decir, lo que creo es que tenemos que asegurar que sea alguien que pueda ejercer las funciones que tiene encomendadas este instituto, pues son funciones de vigilancia sobre el gobierno y, en ese sentido, sí creo que tiene que ser una persona que garantice esa posibilidad de independencia”, consideró. No obstante, la presidenta del IFAI recordó que la designación de los comisionados es una atribución del presidente de la República, que en todo caso puede ser objetada por el Senado. La designación de quién habrá de sustituir a María Marván no tiene un plazo perentorio, por lo que Peschard Mariscal urgió a que se haga la designación, a fin de que se complete el pleno. Además de la designación de un nuevo comisionado, el IFAI enfrenta el retraso en la aprobación de las reformas a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental que, autorizada por el Senado, se encuentra estancada en la Cámara de Diputados desde hace dos periodos ordinarios, lo que en el último año ha motivado numerosos llamados de Peschard a los legisladores.  

Comentarios