Amenazan 14 universidades con declararse en huelga por mejores salarios

jueves, 19 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En protesta por una política de “restricción” salarial y de “represión” sindical, por parte del gobierno federal y de las autoridades universitarias, la Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios de Educación Superior, Investigación y Cultura (Censuesic), anunció que 14 universidades públicas e instituciones de educación superior del país prevén declararse en huelga los próximos días. Los trabajadores sindicalizados exigen aumentos salariales de entre el 10 y 20%, según la institución. “Tenemos derecho a ese incremento, ya que, con la crisis económica, el poder adquisitivo de la clase trabajadora ha disminuido considerablemente”, dijo esta tarde Arturo Vega, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM). Cobijado por la presencia de líderes sindicales de distintos rubros, Vega recordó que, para 2012, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos autorizó un incremento de 4.2% al ingreso mensual, mientras que, el pasado 7 de enero, el Banco de México informó que la inflación de 2011 fue de un 4.6%. “El incremento al salario se esfumó”, reprochó el dirigente. El emplazamiento de huelga se hizo por dirigentes de los sindicatos de trabajadores de las Universidades Autónoma Metropolitana, Iberoamericana, Autónoma de Chapingo, Autónoma de la Ciudad de México, Autónoma de Baja California Sur, Autónoma de Sinaloa, así como de El Colegio de México, el Instituto de Educación Media Superior, el Instituto Nacional de Bellas Artes (sección D-III-22), Centro Nacional de las Artes (sección D-III-239), así como de la Universidad de Guadalajara, y los sindicatos único de Trabajadores de la Industria Nuclear, y de Investigadores y Académicos del Colegio de Posgraduados. Indiferentes a sus peticiones, si no responden, las autoridades de la UAM tendrán que lidiar con la huelga emplazada para las 23 horas del primer día de febrero, aseguró Vega. Los sindicatos de las otras trece piensan alinearse. “Las políticas del gobierno calderonista hacia el sindicalismo ha sido estar atacando y golpeando a los trabajadores. Nos deben más de 300 plazas de base según el contrato colectivo. Si no responden se pondrán las banderas rojinegras el 1 de febrero”, advirtió. Raúl Pérez, dirigente del Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal  SUTIEMS, agregó: “Estamos enfrentando una envestida del gobierno contra las organizaciones sindicales y de los derechos de los trabajadores”, dijo, y convocó a una marcha el próximo 27 de enero, a la que se estarán adhiriendo el SME, el STUNAM y la CNTE, entre otros sindicatos. “Demandamos la estabilidad laboral de los trabajadores, no más despidos injustificados y también demandamos el respeto a la libertad sindical. Demandamos la necesidad de un trabajo digno. Esos son los ejes que nos van a agrupar. Respeto a la educación laica y gratuita”, dijo Pérez. En un reclamo unánime, los trabajadores de la educación lamentaron la creación, por iniciativa presidencial, de un fondo de dos mil 500 millones de pesos para otorgar becas en instituciones de educación privada que, según Felipe Calderón, beneficiará a 23 mil estudiantes. “Nos niegan presupuesto para la educación. Ahora de la noche a la mañana aparecen dos mil 500 millones de pesos para la educación privada. ¿De dónde salen? Nosotros salimos a hacer una reivindicación histórica. La defensa de la educación pública y gratuita. No es posible que el gobierno mexicano, en lugar de atender a los jóvenes que no encuentran espacio en instituciones de educación media superior, esté canalizando recursos a la educación privada. Es una forma de beneficiar a las trasnacionales y particularmente privatizar la educación pública, cosa que rechazamos tajantemente. La defensa de la universidad pública, el financiamiento a las mismas porque hay universidades que sufren una asfixia permanente”, se escuchó decir a Enrique Sánchez, dirigente del STUNAM.