Consignan a 12 por fuga en Puente Grande; 8 son custodios

lunes, 2 de enero de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Al menos 12 personas han sido consignadas por su presunta responsabilidad en la fuga de tres reos del Centro de Readaptación Social (Cereso) del complejo penitenciario de Puente Grande, en el estado de Jalisco, informó la Procuraduría General de Justicia (PGJ). La dependencia estatal dio a conocer que entre las doce personas puestas a disposición de la autoridad figuran ocho custodios, un recluso y tres mujeres. Quedaron a disposición del Juzgado Octavo Penal. La noche del 29 de diciembre del año pasado, tres reos se fugaron –al parecer con la ayuda de personal de custodia— del centro a bordo de una camioneta de doble fondo. La fuga se confirmó durante el último pase de lista de los internos, al filo de la 19:30; y con motivo de hecho personal de custodia  y de administración quedó sometido a proceso de investigación. Los prófugos fueron identificados como Jesús Gerardo Dávila Cevallos, sentenciado desde el 2004 a 25 años de cárcel, acusado por el delito de secuestro y extorsión; Ricardo Venegas Anaya o Hugo Lozano Anaya, homicida que enfrentaba una pena de 26 años de cárcel; y Mario Márquez Baz, quien se hace llamar Eduardo Baz Núñez o Juan Mario Baltasar Márquez, también sentenciado por asesinato. Los tres tenían asignada la celda 37, del dormitorio 5, en el Cereso. Luego de las investigaciones realizadas por el agente del Ministerio Público, el viernes 30 de diciembre, quedaron a disposición, en calidad de detenidos los ocho custodios del penal: Antonio López Chávez, de 29 años de edad; Sergio Pérez Aguilar, de 39; Adrián Díaz Velázquez, de 29, así como Honorio González Raygoza, de 42; Mario Guerrero Valtierra, de 41; Felipe Vargas Herrera, de 55; Jaime Ruvalcaba Pérez, de 38; y Daniel Orozco Alonso, de 39. Asimismo, fueron presentados ante el Ministerio Público Victoria Romo Cabrera, de 23 años de edad; Genoveva Romo Cabrera, de 30; y Kimberly Teresa Dávila Ceballos (hermana del fugado Gerardo Dávila Cabrera), de 26. También quedó a disposición el recluso Eduardo Martínez Ramírez, de 31. Al investigar a las personas que le fueron remitidas en calidad de detenidas, el Ministerio Público encontró que los custodios incurrieron en una serie de omisiones que permitieron la fuga.

Comentarios