Cacicazgos como el de Gordillo, en "etapa de extinción", advierte AMLO

viernes, 20 de enero de 2012
GUADALAJARA, Jal. (apro).- En  su segundo día de actividades en Jalisco, Andrés Manuel López Obrador se lanzó en contra de los cacicazgos, los cuales –aseguró– están ya en etapa de extinción, y en ese camino transita la dirigente magisterial Elba Esther Gordillo. Después de que anoche se reunió con industriales que abarrotaron el salón donde se efectuó el encuentro, hoy López Obrador inició actividades desde muy temprano en el municipio de El Salto. Ayer, el virtual candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista que integran los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, se declaró en contra de la reforma laboral que sólo pretende lastimar a los trabajadores y olvida la armonía que debe existir entre empleador y empleado con base en un buen salario que redituará en mayor productividad. Hoy, en El Salto, López Obrador sentenció que los cacicazgos ya están en etapa de extinción y en ese camino transita la dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo; y mientras decía eso, no pocos de sus seguidores lanzaron fueras al rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Raúl Padilla, quien desde que dirige esa casa de estudios ejerce un cacicazgo no sólo en la institución, sino en el mismo PRD, en la línea de la corriente Nueva Izquierda (Los Chuchos). “¡Fuera Padilla. Fuera Padilla!”, gritaban asistentes a la tempranera reunión con El Peje en El Salto, dentro del área conurbada de Guadalajara. El abanderado de la coalición Movimiento Progresista había dicho la noche anterior ante integrantes de la Concamin, que él sí sabe lo que busca y lo que quiere para México: un país desarrollado, en crecimiento, en el que los empresarios cumplan con su parte y el Ejecutivo haga lo suyo que él será gerente. Reconoció, no obstante que así como hay empresarios no comprometidos con la realidad nacional, hay otros que sí son responsables y saben apreciar la labor de sus trabajadores y los remuneran bien. Al definirse, dijo que él nada tiene que ver con el expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva; ni con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Luego prometió emprender grandes obras, como la construcción de un tren rápido del Distrito Federal a Tijuana, otro hacia Monterrey y Tamaulipas; y uno turístico, hacia la península yucateca, concretamente hasta Cancún. Los industriales recibieron de muy buen talante al precandidato de izquierda y algunos, en lo particular, manifestaron sus simpatías. “Me cayó muy bien”, comentaban entre sí algunos de los asistentes al término de su encuentro. Por otro lado, López Obrador reiteró su llamado a la unidad entre los perredistas de Jalisco para elegir a su candidato a la gubernatura, cuyo aspirante mejor posicionado el alcalde con licencia de Tlajomulco, Enrique Alfaro Ramírez, a quien la dirigencia local del PRD rechaza. Más tarde, el tabasqueño siguió su gira por los municipios de Zapotlajeno, Arandas y San Juan de los Lagos en la zona Altos de Jalisco.