Persistirá la violencia en México, pronostica Stratfor

martes, 24 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La consultora estadunidense Stratfor advirtió hoy que la violencia en México relacionada con el narcotráfico continuará este año en los mismos niveles que el año anterior, particularmente por la guerra que libra la organización criminal dirigida por Joaquín El Chapo Guzmán y los Zetas. En su informe anual sobre los cárteles de la droga en México, la firma que tiene su sede en Estados Unidos sostiene que la única vía para reducir la violencia es que uno de los dos grupos venza al otro o, bien, que pacten. Esta última posibilidad, sin embargo, la ve muy remota. Explica: "El gobierno no puede eliminar a los cárteles como no puede poner fin al tráfico de drogas. La única manera de que el gobierno mexicano puede reducir la violencia hasta un nivel aceptable es que se permita a un grupo ser el dominante en todo el país --algo que no parece ser plausible en el corto plazo-- o que una especie de tregua se alcance entre los grupos hegemónicos, Los Zetas y la Federación de Sinaloa". El informe señala, asimismo, que a pesar de la existencia de otros grupos de traficantes, el cártel de Sinaloa y Los Zetas son lo que tienen mayor presencia en el país y las disputas que sostienen entre sí de manera directa o a través de bandas locales es lo que provoca la mayor parte de la violencia. Los dos grupos, aclara, utilizan todos sus recursos financieros y logísticos para desarrollar sus operaciones, sólo que el cártel de Sinaloa se inclina más por corromper funcionarios y Los Zetas por ejercer la violencia como modo de intimidación. Según el reporte de Stratfor, en 2011 el número de ejecutados no disminuyó, a pesar de que el gobierno del presidente Felipe Calderón sabía que una reducción en la violencia lo beneficiaría electoralmente este año. "Se preveía que el grado de violencia en el país era políticamente inaceptable para el presidente mexicano Felipe Calderón y su partido Acción Nacional", consigna. Por tal razón, la consultora estadunidense pronosticó que el despliegue militar continuará en el país en 2012. Sin embargo, visualiza un problema: la deserción de elementos, algunos altamente entrenados, y la escasez de oportunidades laborales para los que están en situación de retiro, ya que pueden ser cooptados por los grupos criminales. Detalla: "En marzo de 2011, el Ejército mexicano admitió que había 'perdido la pista' de mil 680 efectivos de las fuerzas especiales en la última década (Los Zetas fueron formados por más de 30 exmiembros del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales)".

Comentarios