Promete AMLO nueva relación con EU y pago de deuda a exbraceros

miércoles, 25 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Andrés Manuel López Obrador, precandidato único de las izquierdas a la Presidencia, se pronunció hoy por entablar una nueva relación con Estados Unidos y prometió que si llega a ser presidente, pagará en una sola exhibición los adeudos del gobierno con los exbraceros. De gira por Zacatecas, donde encabezó el foro de Mexicanos en el extranjero y política exterior, organizado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el tabasqueño adelantó que en materia de política exterior, aunque dijo que dará prioridad a América Latina y el Caribe, su gobierno estará basado en valores históricos de independencia y libertad. Enumeró 10 propuestas en materia de política exterior entre las que destacó que México nunca será colonia ni protectorado de algún país extranjero. Añadió que, de ganar la elección, el nuevo gobierno tendrá una relación con Estados Unidos de respeto mutuo y de colaboración para el desarrollo nacional. Respecto a la deuda histórica del gobierno con más de 100 mil extrabajadores inmigrantes, que nunca vieron sus ahorros aportados a un fondo creado en administraciones pasadas, López Obrador se comprometió con los exbraceros presentes en el evento que en el primer mes de su gobierno les pagará de un tajo lo que se les adeuda porque “es un acto de justicia indiscutible”, dijo. López Obrador afirmó que también buscará una reforma migratoria para regularizar a los más de 20 millones de mexicanos radicados en Estados Unidos. “Dedicaremos todo nuestro esfuerzo y capacidad diplomática para lograr la regularización migratoria de los mexicanos que viven y trabajan en los Estados Unidos, vamos a insistir hasta hacer realidad la reforma migratoria, lo hemos venido diciendo tanto en México como en Estados Unidos”, sostuvo. El tabasqueño consideró que el apoyo de Estados Unidos debe enfocarse más al desarrollo económico y a la generación de empleos, que en la cooperación policiaca y militar; y en cuanto a México, afirmó que la mejor política exterior es la interior, por lo que la prioridad en esa materia será garantizar la justicia y estabilidad económica interna, a fin de frenar el flujo migratorio. “Los problemas de índole económico y social que estamos enfrentando y padeciendo no se resuelven con medidas coercitivas, lo decimos con mucho respeto, no es con asistencia militar o labores de inteligencia y con envío de helicópteros y armas como se resolverá el problema de la inseguridad y la violencia en nuestro país”, indicó. Durante la realización del foro, López Obrador estuvo acompañado por los tres exmandatarios de esta entidad: Arturo Romo, priista que gobernó de 1992 a 1998; el ahora petista Ricardo Monreal (antes del PRD), 1998-2004; y la perredista Amalia García, 2004-2010. Peña Nieto en picada Más tarde, en entrevista, López Obrador dijo que el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto “va en picada” en las preferencias electorales, y aseguró que el exgobernador es “un cascarón”, al que sus estrategas y mercadólogos venden “como si fuera un producto chatarra”. “Lo que la lectura no da, lo que la experiencia no da, la mercadotecnia no otorga”, agregó López Obrador. “Aquí entre nos, tengo información de que Peña Nieto va en picada, por eso el nerviosismo” de sus colaboradores, señaló López Obrador en la entrevista. Aseguró que ni sus estrategas, ni sus publicistas, mercadólogos y asesores “logran detener la caída”; en contraparte, se han afanado en divulgar una encuesta cada 15 días en la que aseguran que Peña Nieto va muy arriba. “Pero no es eso –afirmó–: Todo ya está quedando en evidencia… no es posible que quiera gobernar México alguien que no tiene sustancia, que es un cascarón, que es producto de la publicidad.” “(Peña Nieto) está vacío” y su equipo ya no sabe qué hacer para reposicionarlo, sostuvo el precandidato del PRD, PT y Movimiento Ciudadano. (Con información de Verónica Espinosa).

Comentarios