Rechaza Carpizo reformas sobre libertad religiosa

miércoles, 25 de enero de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El jurista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Carpizo McGregor, rechazó las reformas al Artículo 24 Constitucional aprobadas por la Cámara de Diputados porque, dijo, representan un retroceso. “México está pasando por muchos problemas, entre los que yo destaco el deterioro de la moral pública. Tenemos que volver a encontrarnos con valores éticos laicos y con el sentido de patriotismo que nos ha caracterizado a través de nuestra historia”, dijo la víspera, luego de recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH). En clara alusión a las reformas aprobadas por los diputados y que están a la espera de ser discutidas por los senadores, el exprocurador general de la República manifestó que el riesgo es que se interprete la libertad religiosa y algunas iglesias soliciten que se den clases de religión en escuelas públicas. “El Estado mexicano no puede permitir que se den clases de ningún tipo de religión”, pues un Estado laico debe respetar a todas las religiones sin otorgar privilegios para alguna en particular, sostuvo. El exrector de la UNAM afirmó que México siempre ha sido un país de valores laicos, “y yo creo en esos valores laicos, como el patriotismo, el civismo, la honestidad, la verdad, el estado de derecho. Creo que estos valores están sufriendo grandes embates en el país y que el futuro va a estar en la recuperación de estos valores éticos laicos”, advirtió. Carpizo McGregor se dijo preocupado de lo que está pasando en México, y alertó que si no se hace algo para defender el Estado laico, podría ser muy riesgoso para la nación. “Yo no estoy de acuerdo con esas reformas –que permiten cultos religiosos en lugares públicos– y la razón es muy simple: si leemos la reforma que se aprobó la Cámara de Diputados y que está a consideración del Senado, si leemos el simple texto, es aceptable, pero lo que pasa es que ya empezaron las interpretaciones y esas interpretaciones van contra el Estado laico”, afirmó. El Estado laico, añadió, respeta absolutamente a todas las religiones, y es “una regla de oro” que no intervengan las iglesias en política, por lo que consideró que las reformas aprobadas representan un retroceso. El primer titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México señaló que el país necesita tolerancia, porque cuando no la ha habido los mexicanos se han enfrentado, y en algunas ocasiones ha sido por motivos religiosos. “Ahí está la guerra cristera. Esos deben ser episodios que nunca deben regresar a nuestro país”, ejemplificó.

Comentarios