Asegura Poiré que Calderón está abierto a la crítica por derechos humanos

jueves, 26 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, afirmó que el presidente Felipe Calderón está abierto al escrutinio público en materia de derechos humanos y a atender recomendaciones, críticas y señalamientos, siempre que éstos estén basados en información sólida, consistente y verificable. Al encabezar la reunión nacional de titulares de Protección Civil del país 2012, el funcionario respaldó los esfuerzos que en materia de derechos humanos realiza la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y organismos internacionales como Human Rights Watch (HRW). En el salón Juárez de la Segob, ante los responsables de Protección Civil, Poiré defendió la estrategia del presidente Felipe Calderón para enfrentar al crimen organizado que, según el informe de HRW, dado a conocer el domingo 22, en México se han cometido violaciones a los derechos en los que los militares gozan de impunidad. Poiré aseveró que a través de la estrategia oficial de seguridad “estamos sembrando la semilla del México más justo, más próspero, más seguro”. Afirmó además que “el Estado mexicano y el gobierno del presidente Felipe Calderón comparten, hacen suyo y así lo han manifestado, el objetivo primordial y esencial de la protección, promoción y defensa de los derechos humanos” que es –dijo– una labor de todos: autoridades, organizaciones de la sociedad civil y organismos autónomos especializados en la materia y el extranjero. Apenas un día después de que afirmó que el informe de HRW contiene errores y deficiencias metodológicas, Poiré señaló que el gobierno está, “y así nos mantendremos, abierto a la crítica, porque de esa manera podremos avanzar de manera más aceleradamente en la protección de los derechos de nuestros ciudadanos”. En otro tema, sobre la sequía que padecen 19 estados del país, el secretario de Gobernación llamó a los responsables de Protección Civil a usar los recursos destinados a combatirla, sin distingos políticos, pues la ayuda humanitaria y la solidaridad en casos de emergencia no tienen colores. “Ninguno de nosotros debe prestarse a esas consideraciones. Nosotros asistimos a la población en necesidad sin distingo alguno, estoy seguro que ese es el compromiso”, apuntó. Hizo hincapié en que en pleno año electoral, los funcionarios deben ser fieles y “profundamente leales” a la filosofía de la protección civil en México y el mundo, ya que cada situación de emergencia reclama la voluntad y compromiso de todos. En ese contexto, dijo, no hay lugar para el protagonismo, la manipulación o el oportunismo político. “Nadie tiene derecho a medrar con el sufrimiento y las necesidades de las personas que caen en desgracia”, abundó. Poiré recordó que México padece la peor sequía de los últimos 70 años pero afirmó que la respuesta del gobierno federal ha sido clara e inmediata para atender la contingencia que afecta en distintos grados a mil 213 municipios de 19 estados. Puso como ejemplo la entrega de recursos a los estados de Zacatecas, Durango, Aguascalientes, Jalisco, Coahuila y Sonora, a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), con los que se han atendido las necesidades primarias de alimentación, abasto de agua, cobijo y proyectos productivos, como empleo temporal en 187 municipios de esas entidades. Reiteró que en apoyo a los estados afectados por la sequía durante este año se destinarán casi 34 mil millones de pesos, a los que se sumarán los recursos del Fonden, mismos que se canalizarán a las áreas afectadas “de manera ágil, eficaz y transparente”, aseguró.