Convierte PGR a "El JJ" en testigo protegido

viernes, 27 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) reclutó a José Jorge Balderas Garza, El JJ, como testigo protegido. A cambio de proporcionar información sobre sus cómplices y las autoridades que le daban protección, la dependencia que dirige Marisela Morales le ofreció al presunto integrante de la organización criminal de los Beltrán Leyva y autor material del atentado contra el futbolista Salvador Cabañas, beneficios en su proceso legal, según una nota difundida este viernes por el diario Reforma. De acuerdo con informes oficiales, dice el texto, El JJ aseguró que la organización criminal de los Beltrán Leyva tenía en su nómina a diversos mandos y corporaciones en el Estado de México, desde municipales hasta federales, y que incluso les proporcionaban guardaespaldas. En sus primeras declaraciones, afirmó que un jefe regional de la Agencia Federal de Investigación (AFI) en la entidad trabajaba para los Beltrán; también reveló que tenían comprada a la Policía de Huixquilucan y que su equipo de escoltas lo contrató en la Agencia de Seguridad Estatal (ASE). Tras la captura de Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, y Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, trató de asociarse con Óscar Osvaldo García Montoya, La mano con ojos o El Compayito, pero éste no lo aceptó y le declaró la guerra. Según el diario, Balderas relató que La mano con ojos inició en la organización como escolta de Antonio Guillén Valladares, El Yanky, y que tras la captura de La Barbie, el 30 de agosto de 2010, asumió el control de la venta de droga en Huixquilucan, Tlalpan y Cuajimalpa. "Cuando detienen a Carlos Montemayor –suegro de La Barbie capturado el 23 de noviembre de 2010– busco hablar con El Compayito para tratar de unirme con él. "Yo pedía hablar con El Compayito pero no me lo pasaba; sin embargo oía decir que me fuera a la chingada y que me iba a matar y que a todos los que mandaba me los iba a regresar en cachitos, fue la última vez que hablé con él", señaló El JJ. Además, exhibió a las corporaciones que le brindaron protección. "El Compayito era el enlace (de los Beltrán) con la Policía Municipal de Huixquilucan, a quienes en su momento, cuando trabajamos con La Barbie y El Inge o El Indio, se les daba dinero para que nos dieran protección en nuestro trabajo de narcotráfico. A quien le daba dinero era al jefe regional de la AFI en el Estado de México, a quien intentaron asesinar hace año y medio. "El Compayito decía que tenía comprado a un grupo de choque de la Policía Federal, no dijo quién exactamente, pero decía que ellos estaban ubicados en Constituyentes, en el Distrito Federal", puntualizó. Sin mencionar su nombre, subrayó que el único jefe regional de la AFI que sufrió un ataque en el Estado de México, en los tiempos que refiere, es Lorenzo Castrejón Tavira, quien libró la agresión el 27 de noviembre de 2009. El ahora testigo colaborador de la PGR dijo que su escolta, Francisco José Barreto García, El Contador o El Águila, quien lo acompañaba en el “Bar Bar” la noche en que disparó a Cabañas, estaba encargado de la distribución de droga en Tultitlán, Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán y Cuautitlán Izcalli, concluye la nota del periódico Reforma.

Comentarios