Protestan en Acapulco por ejecución de funcionarios

lunes, 30 de enero de 2012
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La ejecución de un agente del Ministerio Público (MP) del fuero común y un secretario de Acuerdos, ambos adscritos a los juzgados del ramo penal de Acapulco, desató una ola de protestas contra el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, a quien exigieron mayor seguridad para desempeñar su labor. La mañana de este lunes, agentes del MP suspendieron labores en los 10 juzgados de primera instancia que se encuentran a un costado del penal de Las Cruces, ubicado en la zona conurbada de Acapulco. En tanto, una decena de secretarios de Acuerdos y proyectistas adscritos en los mismos juzgados se trasladaron a esta capital para entregar un escrito al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Jesús Martínez Garnelo, para exigirle que se refuercen las medidas de seguridad en las inmediaciones de su centro de trabajo, debido a que varios de sus compañeros han sido víctimas del crimen organizado. Además, los inconformes amagaron con realizar un paro laboral en caso de que el gobierno de Aguirre Rivero no garantice la integridad del personal del TSJ y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) que labora en los juzgados de primera instancia, de acuerdo con fuentes consultadas por este reportero. Según los entrevistados, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, actualmente se encuentran en una situación de pánico, debido a que la confrontación entre bandas del narcotráfico que se disputan el penal porteño ha desatado una ola de ejecuciones contra custodios, que ahora se ha enfocado a funcionarios del sistema de impartición y procuración de justicia. La víspera, autoridades locales reportaron el hallazgo de cuatro ejecutados en distintos hechos registrados en Acapulco, entre ellos el agente del Ministerio Público identificado como Anselmo Santiago Arias, adscrito a los juzgados de la cárcel porteña. El cuerpo del funcionario de la PGJ fue localizado alrededor de las 20:00 horas, dentro de un auto que estaba abandonado sobre la avenida Cuauhtémoc. De acuerdo con reportes oficiales, Santiago Arias fue levantado por un comando el mismo domingo 29 sobre la calle del Futbol, colonia Emiliano Zapata, cuando salía de su centro de trabajo. En otro hecho, el viernes 27 fue localizado el cuerpo desmembrado de un hombre en el interior de un auto abandonado sobre la avenida Farallón del Obispo. La víctima fue identificada como José Guadalupe de Aquino Flores, quien se desempeñaba como secretario de Acuerdos del Juzgado Octavo de Primera Instancia del Ramo Penal, según reportes oficiales. En el mismo vehículo, los sicarios dejaron varios narcomensajes escritos en cartulinas, uno de los cuales decía: “Esto les va a pasar a todos los que sigan apoyando a Víctor Aguirre y al director del penal, Antelmo Rodríguez Salgado, que sigue permitiendo la muerte dentro del penal, esto les va a pasar a todos. Atte. El Chapo”. En otra de las cartulinas se leía: “Saludos Francisco Ramírez Ruiz, alias El pancho, supervisor de la policíaa preventiva, sigan mandando gente al rena y la Zapata, así van a quedar, ni clonando patrullas van a poder con nosotros. Atte. Gente Nueva generación del Chapo, Comando del diablo”. De acuerdo con compañeros de Aquino Flores, éste había sido levantado un día antes de su hallazgo. Sus familiares dijeron que se trataba de un secuestro, en virtud de que sus captores solicitaron dinero previo a su ejecución. En lo que va del año, la violencia en este destino de playa se ha disparado considerablemente, pese al operativo Guerrero Seguro. Tan solo de jueves a domingo, reportes oficiales registraron la ejecución de 12 personas, entre ellos tres agentes de Tránsito, así como el secretario de Acuerdos y el agente del Ministerio Público.

Comentarios