Por no apoyar al Ejército, detienen a 32 policías municipales de Guasave

martes, 31 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la policía municipal de Guasave, Leocadio Cabrera Delgado, y 32 efectivos de la corporación fueron detenidos la noche del pasado lunes 30 por negarse a apoyar a elementos del Ejército en un enfrentamiento contra un grupo de sicarios que dejó un saldo de tres soldados muertos. Gerardo Vargas Landeros, secretario general del gobierno de Sinaloa, comentó que el jefe policiaco y sus subordinados fueron trasladados a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en la ciudad de Culiacán, para que rindan su declaración ministerial sobre los hechos ocurridos la tarde de ayer en Guasave, donde tres militares resultaron muertos y durante tres enfrentamientos a balazos registrados en la cabecera municipal. Los soldados caídos respondían a los nombres de: La primera refriega fue en el parque Hernando Villafañe, junto al río Sinaloa, y luego hubo otras dos en las cercanías del campus de la Universidad de Occidente y frente al hospital regional del IMSS, por el bulevar 16 de Septiembre, en el centro de la ciudad. Ahí quedaron muertos los uniformados, en el interior de una patrulla verde olivo. Los sicarios iban en varios vehículos, uno de los cuales fue abandonado en este sector. Varios militares alcanzados por las balas fueron llevados al hospital del Seguro Social, bajo resguardo del Ejército. Los enfrentamientos provocaron pánico entre la población y aunque muchas familias se resguardaron en edificios públicos y viviendas, la circulación se mantuvo cerrada durante horas en estos sectores, donde quedaron esparcidas cartuchos y armas de grueso calibre. Luego de los enfrentamientos, en los que perdieron la vida los soldados Jesús Antonio Robles Gastelum, Neftalí Zacarías Santos, y otro que no ha sido identificado, policías Ministeriales y efectivos del Ejército desarmaron y detuvieron a los policías municipales de Guasave. Hasta la mañana de este martes, el alcalde de ese municipio, Ramón Barajas López, ignoraba incluso a donde habían sido llevado los policías y su jefe Leocadio Cabrera Delgado. Por la tarde, el secretario de Gobierno confirmó que los 32 policías municipales habían sido trasladados a Culiacán en calidad de presentados para que rindan declaración por una posible omisión al no acudir a auxiliar a las fuerzas armadas en el enfrentamiento registrado la tarde de ayer en la clínica 32 del IMSS en aquel municipio. "Ahorita no hay ningún cargo, no tienen por qué irse en calidad de detenidos. Ellos participaron en la vigilancia de la ciudad, y uno como responsable de la seguridad pública en el municipio tiene que hacer su declaración", aclaró.

Comentarios