Toca a Presidencia repartir invitaciones para ver al Papa: CEM

martes, 31 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Presidencia de la República será la única encargada de invitar a los distintos políticos que quieran saludar al papa Benedicto XVI, o participar en los actos que encabezará el pontífice durante su visita al estado de Guanajuato, señaló hoy Carlos Aguiar Retes, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). “El Papa viene como jefe de Estado, por lo tanto, por cuestiones de protocolo, solamente a la Presidencia de la República le corresponde invitar a los políticos que quieran acercarse a su santidad”, aclaró Aguiar Retes en rueda de prensa celebrada en la sede del Episcopado. Y agregó que, hasta el momento, el presidente Felipe Calderón sólo ha confirmado dos encuentros con el Papa: el recibimiento al pontífice, el próximo 23 de marzo, en el aeropuerto del Bajío, y la reunión privada que ambos jefes de Estado sostendrán al día siguiente en la ciudad de Guanajuato. Sin embargo, Aguiar Retes no descartó que Calderón, como buen católico, pueda asistir a la misa que Benedicto XVI oficiará a las faldas del Cerro del Cubilete, el domingo 25. Por su parte, el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, señaló que Calderón y el Papa hasta el momento no tienen planeado firmar un concordato para darle mayores libertades a la Iglesia católica en México, como señaló el investigador Roberto Velázquez a la revista Proceso. “Por el momento no hay planes de concordato. No los hay”, atajó el representante papal en la conferencia de prensa, en la que también estuvieron el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, y el secretario general de la CEM, Víctor René Rodríguez. Monseñor Martín Rábago indicó que la seguridad del Papa correrá a cargo del Estado Mayor Presidencial (EMP) y de Protección Civil. Y también pidió al crimen organizado que se mantenga al margen de la visita papal, pues ésta congregará a millones de fieles que se agolparán en las calles para ver pasar al pontífice en el papamóvil, mientras que alrededor de 100 mil jóvenes se encargarán de resguardar a la multitud con vallas metálicas. Aguiar Retes indicó que, en la colecta que emprende para recabar fondos para la visita, el Episcopado está siendo muy cuidadoso para evitar donativos del crimen organizado. “Tenemos mucho cuidado en saber de dónde vienen los fondos. Y sólo aceptamos donativos de empresarios reconocidos”, aseguró. Por su parte, Víctor René Rodríguez recalcó que los eventos multitudinarios que presidirá el Papa serán gratuitos. Y señaló que, para la misa a las faldas del Cubilete, se entregarán unos 300 mil boletos a los fieles de todas las diócesis del país que quieran asistir. Los prelados señalaron que, en la catedral de León, Benedicto XVI se reunirá con alrededor de 150 obispos, arzobispos y cardenales de México, América Latina, Estados Unidos y Canadá. Y revelaron que, pese al actual castigo que les impone el Vaticano, los Legionarios de Cristo también están participando en la organización de la visita papal. “A pesar de su crisis, los Legionarios también forman parte de la Iglesia, están colaborando con nosotros”, admitió Aguiar Retes.