Exige Creel contienda interna sin líneas, consignas ni delfines

miércoles, 4 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Santiago Creel Miranda, aspirante del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia de la República, exigió a su partido una contienda interna “sin líneas, sin consignas y sin delfines”. Además, confirmó que fue el presidente Felipe Calderón quien propuso la realización de la consulta indicativa, para saber quién está mejor ubicado en las preferencias de los militantes panistas, y reprochó que en ella no estén contemplados los adherentes. “Somos un partido que ha luchado por la democracia y que le ha aportado democracia al país, por eso tenemos que ser los primeros en salvaguardar nuestra democracia interna, sin líneas, sin consignas, sin delfines o ungidos, y sobre todo respetando las reglas del juego”, dijo. En conferencia de prensa en Aguascalientes, el exsecretario de Gobernación confirmó que la propuesta “fue tratada con el presidente de la República, con el presidente (del PAN) Gustavo Madero y también con cada uno de los precandidatos. En ese momento yo la rechacé, y hoy ratifico ese rechazo”, subrayó. Creel explicó que quien propuso la votación indicativa “no se dio cuenta” de que dejaba fuera a los militantes adherentes, que es el grueso de la militancia panista, pues en la votación sólo participarían los militantes activos. “Quien hizo esta propuesta de la votación indicativa no se dio cuenta que estaba dejando fuera a un millón 400 mil militantes, los militantes adherentes, (y) que solamente estaba convocando a una parte, a los activos”. Obviamente, agregó, la propuesta trae un sesgo de origen: que de toda la militancia, solamente unos cuantos participen. El senador con licencia indicó que es en la base del partido, “en el militante libre e independiente, que quiere ver a un candidato que refleje exactamente lo que es el PAN”, donde se siente bien respaldado, por lo que confió en que el CEN eche atrás la propuesta. “Hasta antes de esta propuesta (la consulta indicativa) yo veía el piso muy parejo y al árbitro muy imparcial”, señaló Creel, quien reiteró su confianza en que se frene la votación indicativa y “podamos retomar el camino que habíamos venido recorriendo en estos últimos días. Un camino, por cierto, muy exitoso", arguyó. Asimismo, adelantó que si la propuesta es avalada por el CEN panista, la votación indicativa tendrá que ser avalada por el Instituto Federal Electoral (IFE). En el mismo tenor, Josefina Vázquez Mota, también aspirante presidencial del PAN, afirmó que rechazará la consulta indicativa si ésta no favorece la unidad y el consenso de los candidatos, y salvaguarda la vida institucional de su partido. “Sólo estaré a favor de esta consulta, y de cualquier otro proceso, cuando estos requerimientos estén absolutamente satisfechos. “Si en esta consulta no se logra un acuerdo mínimo entre los tres aspirantes y si no tiene el aval absoluto de la Comisión Nacional de Elecciones, es un proceso que no podría acompañar”, indicó. De gira por el municipio de Villa Victoria, en el Estado de México, donde se reunió con panistas mazahuas, la diputada federal con licencia insistió en que si la consulta no cuenta con un mínimo acuerdo entre los tres aspirantes y el aval de la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) panista, a cargo de José Espina, “no estaría en las condiciones de poder aceptar o acompañar esta propuesta”. El lunes pasado, Espina rechazó que hubiera propuesta alguna en el PAN para realizar la consulta indicativa, pero un día después la secretaria general del partido, Cecilia Romero, confirmó que la dirigencia realizaría la propuesta al CEN en una reunión extraordinaria, este miércoles. Vázquez Mota advirtió que si la consulta “no va acompañada de un mínimo de referentes y de compromisos, lejos de abonar a la unidad y a la fortaleza de la candidatura, podría operar en un sentido inverso”.

Comentarios