Enfrentamiento en Michoacán deja cinco sicarios calcinados

jueves, 5 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Un nuevo enfrentamiento entre cárteles de las drogas dejó cinco muertos, todos calcinados, en el estado de Michoacán, en la localidad de Purungueo, municipio de Tiquicheo, en la llamada Tierra Caliente. El choque de grupos antagónicos ocurrió este jueves en la mañana. Los sicarios se lanzaron granadas de fragmentación y se dispararon con fusiles de asalto. Cinco quedaron calcinados en el interior de una camioneta, por lo que el Ejército puso en marcha un despliegue por la zona con la finalidad de capturar a los implicados en estos hechos. Mientras que el agente del Ministerio Público del fuero común de Zitácuaro, junto con personal ministerial y peritos en criminalística, se trasladó al lugar para las actuaciones de ley Y en Cancún, Quintana Roo, un policía municipal, identificado como Guillermo Vázquez Morales, fue rescatado moribundo esta mañana, luego de haber sido “levantado” por desconocidos que lo abandonaron después en el interior de un vehículo en un camino de terracería de la periferia de la ciudad. Vázquez Morales, El Cachetes, secuestrado cuando se encontraba de servicio, fue encontrado aproximadamente a las 06:00 horas en el interior de un Golf blanco, placas 865-WMX del Distrito Federal, donde sus captores lo abandonaron dándole por muerto. El uniformado estaba esposado y presentaba una herida de arma cortante en el cuello. Su estado se reporta grave. Como resultado del operativo que se montó para dar con los responsables, la autoridad detuvo a dos mujeres expolicías por su presunta vinculación en este caso. Una de las detenidas es Guadalupe Pérez García, La Comandante Bombón, quien ha sido mencionada en varias indagatorias por sus presuntas ligas con miembros de “Los Zetas”. La otra exuniformada es Fabiola López García, cuyos hijos, Benjamín y Edgar Dzul García, también fueron detenidos en este operativo.