Pone gobierno "bajo llave" cifras de ejecutados

jueves, 5 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Felipe Calderón decidió poner “bajo llave” las estadísticas sobre el número de personas fallecidas en 2011 por la guerra contra el narcotráfico. La cifra de muertos del año que acaba de concluir fueron declaradas como reservadas y confidenciales, de acuerdo con dos expedientes elaborados en noviembre pasado por el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), según una nota del portal periodístico Animal Político. La Procuraduría General de la República (PGR) y la Presidencia, en respuesta a las solicitudes de acceso a la información de dos ciudadanos, indicaron que esos datos son reservados; además, no hay fecha para que puedan conocerse en el futuro, como lo marca la Ley Federal de Transparencia. La Presidencia explica que estos datos están reservados porque son cifras preliminares que aún no son verificadas, sin embargo no indicó cuánto tiempo tardará en completarse ese proceso. Y justificó: divulgar números sin realizar una verificación, causaría un daño en lugar de informar con veracidad. Y así lo detalla textualmente: “(…) De proporcionarse lo solicitado por el recurrente –constancias o documentos con los cuales se alimenta la base de datos, de homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada– se estarían entorpeciendo las actividades que realizan las dependencias inmiscuidas en el tema de la seguridad pública puesto que se entregaría información que no fue sujeta al proceso de validación y que podría constituir información que no cumple con la categorización o que fue duplicada lo que propiciaría confusiones o equívocos  entre los ciudadanos”. En tanto, la PGR argumentó que dicha información es confidencial por razones de seguridad y que ni siquiera podrá conocerse en el futuro, señala Animal Político. El reportaje, firmado por Daniel Lizárraga, señala que las cifras de muertos que se han registrado en la guerra contra el narcotráfico ahora sólo la tendrán disponibles medios como los periódicos Reforma, El Universal y Milenio, que esta semana publicaron sus propios números. El primero aseguró que en 2011 hubo 12 mil 359 muertes y Milenio reportó 12 mil 284 decesos. Por su parte, La Jornada contabilizó 11 mil 890 víctimas. En un recuento de los diarios de circulación nacional y las cifras publicadas hace un año por el gobierno de Felipe Calderón, el total de muertos en cinco años de guerra antinarco ya ronda los 50 mil. No obstante, un cómputo realizado por el semanario tijuanense Zeta (Proceso 1832) arrojó que de acuerdo con información de instancias de seguridad y de procuración de justicia de los estados, se puede afirmar que en el país el número de muertos en los cinco años de guerra calderonista ya rebasó los 60 mil muertos. En esta cifra figuran presuntos delincuentes, sicarios, policías, soldados, marinos y civiles –“daños colaterales”, según el gobierno federal– y más recientemente defensores de los derechos humanos. Respecto a que el gobierno clasifique como confidencial la información sobre las ejecuciones de 2011, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Armando Ríos Piter, declaró hoy a Milenio Diario que debe haber una mayor transparencia sobre la cifra de muertes relacionadas con el crimen organizado. Agregó que la opacidad en ese tema no sólo significaría reconocer que la estrategia antinarco ha fallado, sino que generaría un gran escepticismo entre la sociedad. Desclasificada, información sobre número de muertos: PGR A través de un comunicado, la PGR precisó que lo más importante en este tema es garantizar que cada uno de estos casos esté siendo investigado con la capacidad que las autoridades estatales tienen con el apoyo de la autoridad federal en el ámbito de su competencia. Señaló que los datos estadísticos de fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial en 2011 se encuentran desclasificados y se harán del conocimiento de la ciudadanía conforme las autoridades estatales los validen y los hagan del conocimiento de la dependencia. En un comunicado, precisó que a finales de 2007 el Ejecutivo federal instruyó al Gabinete de Seguridad Nacional conformar un grupo de trabajo integrado por dependencias federales, responsable de crear un sistema de información para contabilizar de la manera más precisa posible los homicidios que podrían haber ocurrido por la rivalidad entre organizaciones delincuenciales. Desde entonces, apuntó, el grupo de trabajo interinstitucional sesionó de manera permanente para consolidar la información que diversas dependencias federales y estatales recaban. Este ejercicio, expuso, permite al gobierno federal contar con información estadística inédita y aproximarse a una mejor comprensión de este aspecto del fenómeno delictivo. La dependencia precisó que en enero de 2011 se hizo pública una versión del registro y con ello se contribuyó a un análisis más completo por parte de estudiosos y líderes de opinión. Desde su origen, este registro fue diseñado como un acervo con fines estadísticos, sabiendo que ello no proveería información ministerial o judicial de los casos, pues estos datos eran de las procuradurías estatales y recolectarla superaba los fines de estricta contabilización que motivaron este primer esfuerzo, agregó. Puntualizó que con el objetivo de que los casos registrados en esta herramienta tengan asociadas su respectiva averiguación previa, la cual permitiría identificar plenamente a la víctima y otorgar a sus deudos acceso a la justicia, la PGR, a través de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, conformó la base de datos de homicidios dolosos por presunta rivalidad delincuencial. Esta base, subrayó, se alimenta conforme las procuradurías y fiscalías generales de las entidades federativas del país hacen del conocimiento de la PGR los casos que recaen en su competencia.

Comentarios