Vázquez y Creel celebran cancelación de consulta; Cordero, desilusionado

jueves, 5 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La cancelación de la “consulta indicativa”, que pretendía medir la popularidad de los aspirantes presidenciales en la militancia panista, generó opiniones divididas entre ellos. Los legisladores federales con licencia, Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel Miranda, celebraron la decisión, sin embargo el exsecretario de Hacienda, Ernesto Cordero, lamentó que se echara para atrás la propuesta, ya que –consideró– era “una buena idea” para medir fuerzas reales entre los aspirantes. De visita por Tlalnepantla, Estado de México, Cordero expresó su desilusión por la cancelación de la consulta indicativa, y rechazó que el presidente Felipe Calderón haya sido quien propuso su realización, como ayer lo afirmó Santiago Creel. “Sigo pensando que (la encuesta indicativa) sí era una buena idea para tener conocimiento de la fuerza real de cada uno de estos proyectos (presidenciales) dentro del PAN”, comentó en entrevista el exsecretario de Hacienda, antes de reunirse con la militancia panista del Estado de México. Asimismo, rechazó ser el delfín o el candidato oficial, y ello, según él,  se demuestra con la existencia de los otros dos aspirantes, pues de lo contrario –insistió– sólo habría uno. Durante su encuentro con panistas mexiquenses, Cordero presumió de nueva cuenta que gracias a su gestión al frente de la Secretaría de Hacienda y las denuncias que se hicieron sobre la deuda en Coahuila, se logró tirar de la dirigencia nacional del PRI al exgobernador Humberto Moreira. “Hoy Humberto Moreira está siendo investigado y está en el lugar que le corresponde como un  gobernador irresponsable, como un gobernador corrupto, como un representante del nuevo PRI, al cual, no tengan la menor duda, este partido, el Partido Acción Nacional, le va a volver a ganar el primero de julio”, alardeó. Luego contradijo a Creel, al atribuir la consulta indicativa al secretario de Acción de Gobierno del CEN de PAN, Juan Molinar Horcasitas. Por separado, en conferencia de prensa, Creel aplaudió la decisión de cancelar dicha consulta y encomió al presidente nacional del partido, Gustavo Madero, por haberse esforzado en frenar el ejercicio. No obstante, declinó responder a las declaraciones del dirigente panista, quien dijo que Creel había hecho un drama con el tema. Contario a su actitud beligerante que mostró la víspera para echar abajo la consulta, cuya autoría atribuyó al presidente Felipe Calderón, el senador con licencia se pronunció hoy por no hacer más declaraciones al respecto. “No nos vamos a quedar con la indicativa, ya le di vuelta a la página”, respondió a los reporteros, aunque dijo ser hombre de palabra y sostener lo que declaró en días pasados, inclusive el señalamiento de intromisión de Felipe Calderón. Acompañado por los coordinadores de su estructura en los estados de la República, Creel Miranda advirtió que denunciará cualquier intento por incidir en la contienda interna. “Si a alguien se le ocurriera otra idea (como la jornada indicativa) lo vamos a volver a vencer”, dijo el exsecretario de Gobernación, y añadió que evidenciará las anomalías que se presenten “tope donde tope, intervenga quien intervenga”. Sostuvo que su precampaña está dirigida a toda la militancia del PAN, por lo que no atenderá a “aquellos que se ostentan como propietarios del partido, pues la fuerza de la militancia es la manda en Acción Nacional”, dijo, sin identificar a los “propietarios” de su partido. Por su parte, durante una visita por Morelos, Vázquez Mota dio la bienvenida a la resolución del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) porque, dijo, “no tengo duda que abona al propósito de la unidad”. En conferencia de prensa, afirmó que haber puesto a consideración la propuesta de la consulta indicativa “habla de un espíritu democrático y de transparencia, es decir, no se está haciendo nada que no se esté poniendo a consideración de todos los actores”. Antes de la reunión del CEN, que se realizó la tarde-noche del miércoles 4, Vázquez Mota había advertido que, de ser aprobada la consulta, sólo la respaldaría si contaba con el consenso de los tres aspirantes y con el aval de la Comisión Nacional de Elecciones, que encabeza José Espina. Anoche, en una reunión extraordinaria del CEN del PAN, la propuesta de realizar la jornada indicativa fue desechada. Juan Molinar y Javier Corral argumentaron que se tomó esa decisión porque no era viable, ya que  sólo se podía aplicar en 68 de los 300 distritos electorales. No obstante, el CEN aprobó la realización de dos debates entre los tres precandidatos, medida con la que éstos estuvieron de acuerdo. El primero de ellos se llevará a cabo entre el 9 y 15 de enero, y el segundo entre el 23 y 29 del mismo mes. Ahí, los panistas podrán comparar las propuestas de los precandidatos, coincidieron Molinar y Corral. (Con información de Arturo Rodríguez).

Comentarios