Ejecutan en Monterrey a cuatro familiares de un policía, entre ellos a niña de 9 años

viernes, 6 de enero de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- El jueves por la noche, un comando asesinó a balazos a cuatro integrantes de la familia de un policía municipal de esta ciudad, a quien lesionaron de bala, así como a una menor de edad, quien se encuentra grave. Los hechos ocurrieron en el domicilio del agente Rolando Luna Santiago, de 23 años, en la calle Fresno 3614 de la colonia residencial Aztlán, ubicada al norte de esta capital. Hasta ese lugar llegaron varios hombres armados que ingresaron por la puerta principal y abrieron fuego contra los presentes que estaban reunidos en la sala. En el sitio fallecieron Daniela Guadalupe Herrera, de 9 años, media hermana del policía; la madre del uniformado, identificada como Carmen Luna Santiago, de 46 años; Juana Santiago Vázquez, de 77, madre de ésta y abuela del policía, y un tío identificado como Juan Luna Santiago, de 42. Junto al elemento policiaco, que ya fue dado de alta, fue baleada una menor de edad no especificada, quien se encuentra reportada como grave. Rolando tenía casi cuatro años de antigüedad en la corporación. Esta misma mañana, el vocero de seguridad del estado, Jorge Domene, aclaró que no se había establecido un vínculo entre este múltiple homicidio y la captura, ayer por la tarde, de Baltazar Saucedo Estrada, El Mataperros, un capo de “Los Zetas” que ordenó la masacre del Casino Royale el 25 de agosto pasado, con saldo de 52 muertos. Este es el segundo ataque reciente contra uniformados en la entidad. El 14 de septiembre por la noche, un comando de “Los Zetas” irrumpió en la casa del policía de Seguridad Pública del estado, Miguel Ángel Barraza Escamilla, quien fue detenido por estar relacionado con el crimen de la casa de apuestas. Los pistoleros ingresaron al domicilio en el fraccionamiento Valle Morelos, de esta ciudad, y asesinaron a Miguel Ángel Barraza Sandoval, de 54 años, padre del agente; María Dolores Reyna Rivas, de 52, madrastra, y a Orlando Barraza Reyna, de 24, medio hermano del uniformado. Domene confirmó esa noche que la ejecución fue una venganza de “Los Zetas” debido a que supusieron que el policía, estando en prisión, delató a los líderes de la agrupación delictiva que ordenaron el ataque incendiario al Royale.

Comentarios