Involucran a Semar en tratos con astilleros gallegos

viernes, 19 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que el presidente electo, Enrique Peña Nieto, aseguró que su gobierno apoyará los acuerdos firmados por Petróleos Mexicanos (Pemex) con los astilleros gallegos para la construcción de dos buques-hoteles, el director de la empresa española Valiña, Fernando Alcalde, reveló que la Secretaría de Marina (Semar) negocia con varios de esos astilleros la fabricación de barcos y material naval. En esa negociación, dijo, estarían en juego contratos millonarios como los realizados por Pemex. Ese fue un acuerdo al que se llegó tras una reunión secreta entre los presidentes de México y España, Felipe Calderón y Mariano Rajoy, respectivamente, agregó. Según información publicada por el diario La Jornada en su edición de este viernes, Alcalde –uno de los representantes de los siete astilleros gallegos que buscan hacer negocios en México y evitar la bancarrota tras años sin firmar un solo contrato– reconoció que en su reciente visita a México no sólo se entrevistó con directivos de Pemex, sino que también negoció “un posible acuerdo, ya muy avanzado”, con la Semar para construir remolcadores, gabarras, barcazas o abastecedores. No obstante, el vocero de la dependencia, vicealmirante José Luis Vergara Ibarra, negó categóricamente que la dependencia esté en tratos para adquirir embarcaciones en España. “Nosotros no hemos entablado ni siquiera pláticas con astilleros de ese país para la construcción de embarcaciones para la Armada de México. Nosotros no utilizamos barcazas ni remolcadores”, subrayó en entrevista con La Jornada. En abril pasado, Calderón recibió al mandatario español, que arribó a México con una nutrida delegación. Uno de sus objetivos prioritarios era impulsar nuevos contratos para los arruinados astilleros gallegos a través de Pemex, para lo que contaron con la intermediación de un poderoso empresario español afincado en México, Olegario Vázquez Raña, que maniobró a favor de su tierra natal, detalla el diario. Un mes después de ese encuentro, en Santiago de Compostela se firmó el documento base de ese compromiso alcanzado en México: el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, y Núñez Feijóo, signaron un acuerdo genérico en el que se definió la nueva relación entre la paraestatal y la región del norte de España como “alianza estratégica”. De acuerdo con el director de Valiña, durante el viaje a México se entrevistó con directivos de Pemex y de la Secretaría de Marina, con los que está “avanzado un posible acuerdo. El resultado todavía no está plasmado en forma de contrato, pero el trabajo está bien encauzado y abarca diferentes tipos de buques, además de remolcadores, gabarras, barcazas y abastecedores”, afirmó al periódico español La Voz de Galicia. Lo novedoso de la declaración es la incorporación de la Secretaría de Marina a los negocios con los astilleros gallegos, además que hasta la fecha las condiciones se mantienen en total secreto y bajo una cláusula de confidencialidad exigida por los directivos de Pemex, quienes ni siquiera han hecho público el contrato a su consejo de administración, apuntó La Jornada. En relación al negocio con Pemex, el empresario gallego explicó: “Estamos afinando cuestiones técnicas y avanzando en las conversaciones. Se están discutiendo los términos contractuales, pero lo más importante para nosotros es que hemos encontrado otras oportunidades de tipos de barcos que desconocíamos y, además, las conversaciones con los astilleros mexicanos nos abren las puertas a futuras demandas de Pemex”.