Cae célula de zetas en Nuevo León; se les atribuyen 43 ejecuciones

viernes, 26 de octubre de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) presentó esta mañana a cuatro integrantes de una célula de zetas, a quienes se les atribuyen 43 homicidios. Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad de Nuevo León, informó que la Unidad Antisecuestros de la AEI detuvo a Miguel Ángel Domínguez Montaño, Micky, de 26 años de edad, originario de Veracruz, quien era jefe de plaza de esa organización criminal en los municipios de Guadalupe y Benito Juárez. En los interrogatorios, confesó que él participó materialmente en a menos siete ejecuciones y ordenó las demás. Fueron arrestados junto a él Ángel Emmanuel Hernández Andrade, El Mono, de 24 años; Jaime Pérez Martínez, El Jimmy, de 22; y Miguel Ángel del Toro Valle, El Greñas, 26 años. Los cuatro, quienes están arraigados, fueron detenidos el 6 de octubre en la colonia La Herradura, de Guadalupe, cuando circulaban en un coche Optra con placas colgadas. Las ejecuciones de esta célula comenzaron en diciembre del 2011 cuando El Micky fue designado jefe de plaza de estos municipios, hasta septiembre de este año. Hasta ahora la Procuraduría conoce que secuestraron y ejecutaron a 31 hombres y cuatro mujeres, que presuntamente que vendían droga para un grupo rival, y a otras ocho personas por las que no recibieron pago de rescate o por haberlos reconocido. Algunos integrantes de la banda participaron como halcones en el homicidio del comandante de la AEI, Antonio Montiel Álvarez, el pasado 2 de marzo, en la comunidad de Los Remates, en Benito Juárez. Entre otros casos, Domene informó que el 16 de enero pidieron cuota a un abarrotero de Juárez, al que primero hirieron y luego mataron por resistirse a la agresión. Su cadáver lo abandonaron en una camioneta que incendiaron, ene se municipio. Ese mismo mes secuestraron a tres vendedores de droga y los ejecutaron por desertores. También secuestraron y mataron en enero a dos hombres y una mujer que escandalizaban frente a un motel de la carretera a Reynosa, en Guadalupe. El 21 de enero secuestraron al dueño de una flotilla de taxis y pidieron 400 mil pesos de rescate. El hombre escapó, pero sin saber de ello un hijo acudió a efectuar el pago y fue secuestrado y asesinado. El 26 de mayo mataron a tres hombres adentro de una estética, en a colonia cerro de la Silla, en Guadalupe, presuntamente por vender droga de un grupo rival. En la colonia Camino Real, de Guadalupe, secuestraron, el 18 de julio, a una prestamista que se quedó con dinero y una propiedad de la suegra de uno de los integrantes de la banda. Domene dijo que la autoridad investiga si eran inocentes los ocho secuestrados por los que se pidió rescate y fueron asesinados.

Comentarios