Continuará abierta indagatoria por caso Tres Marías: PGR

miércoles, 31 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- La procuradora general de la República, Marisela Morales, informó que antes del próximo 15 de noviembre, fecha en que vence el arraigo, se resolverá la situación jurídica de los 14 elementos de la Policía Federal (PF) que son investigados por su presunta responsabilidad en el ataque contra agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), ocurrido el pasado 24 de agosto en Tres Marías. Luego de aclarar que la indagatoria continuará abierta porque se han encontrado nuevas líneas de investigación, Morales señaló que se ejercitará acción penal contra aquellos elementos a quienes se les encuentre responsabilidad en algún delito. Después de firmar un convenio de colaboración con la Asociación Mexicana de Internet, la funcionaria federal explicó que hay testigos y personas involucradas en el caso que han ampliado sus declaraciones iniciales, y es eso lo que –dijo– ha permitido más líneas de investigación. La procuradora añadió que hay elementos para que el Ministerio Público consigne penalmente ante un juez la averiguación previa y se libren órdenes de aprehensión. El pasado martes 2, un alto funcionario de Estados Unidos señaló a la agencia AP que los policías federales que dispararon contra los agentes de la CIA trabajaban para el crimen organizado. "La evidencia circunstancial es muy fuerte", puntualizó el funcionario cuando se le preguntó si los policías federales involucrados en el ataque estarían ligados a la delincuencia organizada. Añadió: “Aquí no se trata de un operativo del tipo 'vamos a pedir un soborno por una infracción de tránsito. Aquí es de que 'vamos a matar específicamente a esta gente en este vehículo'. Aquí no se trata de que 'Ay, caray, nos equivocamos de blanco’". Insistió: "Se trata de alguien con un arma automática de alto calibre que descarga un cargador, recarga y continúa disparando al mismo punto, claramente con la intención de penetrar el blindaje y presumiblemente matar a quienes están adentro''. No obstante, manifestó que aún no están en condiciones de decir definitivamente quién lo hizo, quién les pagó y por qué lo hicieron. "Nos han asegurado repetidamente en privado y en público que el gobierno de México investigará hasta el final y dará una respuesta definitiva sobre lo que ocurrió, y creo que nuestra postura en esta etapa es tomarles la palabra'', concluyó. Por separado, un funcionario mexicano con conocimiento de la indagatoria en torno del ataque en Tres Marías dijo a AP que fiscales investigan si el cártel de los Beltrán Leyva está detrás del atentado. Señaló que la posible participación de ese cártel de las drogas es una de varias líneas de investigación del tiroteo contra la camioneta blindada con placas diplomáticas, ya que –agregó– miembros de la organización delictiva estaban interesados en atacar a las personas dentro del vehículo, porque algunos de sus "halcones" los habían visto pasar por el área anteriormente y tuvieron la impresión de que los estaban investigando. Es posible que no supieran que eran estadunidenses, apuntó en esa ocasión. En ello coincidió Raúl Benítez, un experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México, al señalar que fuentes militares le habían dicho que el ataque "no fue una equivocación'' y que "el objetivo era aniquilar a los tres pasajeros del automóvil''. Subrayó: "El mismo auto con las mismas personas ya llevaban una semana yendo al campo de entrenamiento de la Armada. Entonces, a lo mejor algún 'halcón' que trabaja para el narcotráfico informó a la Policía Federal o al propio cártel de los Beltrán''. Benítez consideró que los policías federales debían haber sabido que atacaban un vehículo diplomático. Por su parte, la Policía Federal (PF) ha insistido que el ataque contra el automóvil diplomático derivó de una confusión cuando agentes investigaban el secuestro de un empleado gubernamental en la misma zona. El día del ataque, los oficiales de la CIA se dirigían a una instalación militar con un capitán de la Secretaría de Marina que los acompañaba en el vehículo, cuando hombres armados abrieron fuego desde otro carro y se inició una persecución. El vehículo de la embajada intentó escapar, pero otros tres carros se unieron al vehículo del que originalmente fueron atacados y comenzaron una persecución, según un comunicado de la Marina divulgado después de la agresión. Sobre ese punto, el funcionario mexicano mencionó que cámaras de seguridad en el área grabaron dos vehículos civiles que perseguían a la camioneta de la embajada. Hasta ahora, las autoridades de México sólo han dicho que policías federales dispararon contra el vehículo diplomático.

Comentarios