Expediente Nicaragua: pedirá fiscalía pena máxima contra mexicanos procesados

viernes, 5 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- La Fiscalía de Nicaragua solicitará  la pena máxima de 30 años de prisión contra los 18 mexicanos detenidos en la prisión de “El Chipote”, en el juicio oral que se llevará a cabo en diciembre próximo por los presuntos delitos de narcotráfico, crimen organizado y lavado de dinero con “evidencias en abundancia” para garantizar una condena. En declaraciones a la agencia Notimex, la fiscal adjunta Ana Julia Guido manifestó que tienen “evidencias y pruebas para sostener los cargos” contra el grupo detenido  el pasado 20 de agosto en el paso fronterizo de Las Manos, en posesión de 9.2 millones de dólares ocultos en seis camionetas registradas a nombre de Televisa. Sostuvo que la Fiscalía solicitará al juez de la causa la pena de 10 a 20 años de prisión por el supuesto delito de transporte internacional de drogas; de cinco a siete años por el de crimen organizado e igual pena por lavado de dinero. En la entrevista con la agencia oficial del gobierno mexicano, Guido comentó también que intercambiaron información con la Procuraduría General de la República (PGR) a través de un enviado de esta dependencia, en particular sobre las últimas llamadas hechas desde Nicaragua por Raquel Alatorre Correa, la presunta líder del grupo, y que según Televisa, utiliza varios nombres. Sobre la denuncia de la televisora por supuesto uso ilegal de su marca y logotipos, agregó, la fiscal nicaragüense dijo que “vamos a enviar toda la documentación íntegra” de los resultados de las indagaciones, porque “los delitos se cometieron en México”. Apuntó que las autoridades de ese país tendrán que realizar sus propias averiguaciones sobre la legalidad o no de los procedimientos del registro de matrícula de las seis camionetas. De su lado,  el inspector general del Ministerio Público, Armando Juárez, afirmó que han requerido a México la identidad de los procesados, “porque en algunos casos no corresponde con la que dicen tener”. “Ha quedado en el ambiente si el enmascaramiento que usaron era real o era supuesto sobre todo el vínculo con esta institución (la televisora) que tiene una presencia importante en el territorio mexicano y facilitó que se desplazaran con cobertura bastante relevante a nivel centroamericano”, sostuvo Juárez. La PGR “está muy interesada en cooperar y vamos a enviar los requerimientos completos la próxima semana” a México, manifestó. En la investigación periodística que lleva a cabo MVS Noticias sobre el caso,  la titular de ese noticiario Carmen Aristegui dio a conocer más datos sobre Juan Luis Torres Torres, uno de los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua y quien dijo a su abogada que si trabaja para Televisa y que un enviado de la televisora se acercó a él y le advirtió que más valía que se quedara callado si no quería ver a su hijo muerto. Con datos de su corresponsal en Panamá, Aristegui dijo que los registros aduanales muestran que Torres Torres entró y salió de territorio panameño en cuatro ocasiones entre 2008 y 2009, en vehículos registrados a nombre de Televisa. Uno de esos tránsitos coincidió con el ingreso y salida de Pablo Guerra Sosa, también detenido. Cada viaje lo realizó a bordo de un vehículo distinto, casi todos ellos modelo del año. Para su último ingreso utilizó un pasaporte diferente al que había usado en sus traslados anteriores. De acuerdo con la Dirección General de Aduanas en Paso Canoa, en la frontera con Costa Rica, hay un registro de permiso de ingreso a nombre de Juan Luis Torres el 30 de abril de 2008, quien viajaba a bordo de una camioneta pick up  azul marca Dodge, modelo RAM 2008, con placas 791VMG, registrada a nombre de “Televisa, SA de CV”. Su estancia en Panamá fue hasta el 5 de mayo. Su siguiente ingreso a ese país fue el 9 de noviembre de 2008, a bordo de una camioneta color bario marca Chevrolet, modelo Cargoban 2008, con placas 370VSK. Salió cinco días después, el 14 de noviembre. Torres Torres entró a Panamá por tercera ocasión el 15 de febrero de 2009 y estuvo tres días, hasta el día 18. En esa ocasión, se trasladó en una camioneta pick up marca Chrysler, modelo 2008, color azul, con placas 791VMG. En esas tres ocasiones, Torres Torres se registró con el número de pasaporte 7030102149. La cuarta vez que entró a Panamá utilizó un pasaporte con número G02732213. Dicho ingreso fue el 19 de mayo de 2009, a bordo de una camioneta Van marca Chevrolet GMC, modelo 2009, color blanco y con placas 896WKX. Estuvo en el país hasta el 22 de mayo. El último viaje de Torres Torres coincide con el de Pablo Guerra Sosa, otro de los 18 detenidos en Nicaragua, quien igualmente entró a Panamá el 19 de mayo y salió el día 22. Guerra Sosa viajaba en una camioneta Dodge RAM 2500 modelo 2008, color azul y con placas 965WKS. El vehículo en el que se trasladaba también estaba registrado a nombre de Televisa. La corresponsal informó que la Dirección General de Aduanas de Panamá no emitió permisos ni para Torres Torres, ni para Guerra Sosa, ni para ninguno del resto de los detenidos entre 2010 y 2012 y que tampoco existen constancias de entradas ni salidas de los vehículos con placas 165XCC, 571XXD, 411XWY, 848XDG y 444XCJ, que también están registradas a nombre de la televisora.   Abogada denuncia vejaciones y condiciones insalubres Johana Fonseca, abogada de tres de los 18 mexicanos detenidos, aseguró al enviado especial de Noticias MVS en Nicaragua, Juan Omar Fierro, que éstos han padecido torturas, amenazas de muerte, falta de alimentos y condiciones insalubres en prisión. La abogada, quien ha podido hablar sólo tres veces con sus clientes y siempre durante las audiencias públicas, manifestó la preocupación de los detenidos por sus familiares debido a las amenazas que han recibido. Agregó que también han denunciado ser víctimas de tortura y que la salud de varios se ha deteriorado. Fonseca resaltó que los 18 mexicanos se encuentran recluidos en la prisión preventiva conocida como “El Chipote”, un centro de detención que data de la dictadura somocista.   Aparecen más camionetas de Televisa Ayer, Televisa dio a conocer que suman 13 las camionetas registrada a nombre de la empresa, con documentación presuntamente apócrifa. En el expediente de investigación que existe en México sobre el caso de los 18 detenidos en Nicaragua, está documentada la existencia de únicamente otras cinco camionetas, que fueron compradas al contado y posteriormente, con el uso de documentos apócrifos, registradas a nombre de Televisa, en diferentes módulos de Control Vehicular, del Distrito Federal. También se asegura que de estas cinco camionetas está documentado que Juana Raquel Alvarado Torres, quien utiliza el nombre de Raquel Alatorre Correa y que está detenida en Managua, por transportar más de nueve millones de dólares en efectivo, compró ocho más, cuyas facturas endosó a nombre de Televisa y así se dieron de alta en el Registro Público del Transporte del D.F., con documentos apócrifos. De esas ocho camionetas, seis están aseguradas en Nicaragua, pero existen otras dos, de las cuales se desconoce su paradero. Con este hallazgo el número de vehículos asciende a 13 camionetas en total.

Comentarios