...Y Procuraduría del DF determina que le dispararon de frente y a un metro de distancia

lunes, 12 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El disparo que mató al niño Hendrik Cuacuas durante la función de la película Ralph El Demoledor, en una sala de Cinépolis Plaza Ermita, delegación Iztapalapa, fue de frente y a un metro de distancia, reveló Felipe Edmundo Takajashi Medina, titular del Instituto de Ciencias Forenses del Distrito Federal. De acuerdo con los resultados de la necropsia, que forma parte de las investigaciones que realiza la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sobre la muerte del menor, el proyectil se alojó en el cráneo, y todo indica que la trayectoria de la bala fue de adelante hacia atrás. La bala ya fue enviada al área de Balística de los Servicios Periciales de la PGJDF, a fin de determinar las características del arma y su posible relación en otros hechos delictivos. La Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría del DF tiene a su cargo la investigación, misma que quedó asentada en el expediente CUH-7/T3/3642/12-11 por el delito de homicidio por disparo de arma de fuego. La dependencia capitalina informó que la tarde de este lunes se aseguraría la sala de cine donde ocurrieron los hechos, el pasado viernes 2, mientras se desarrolla la investigación. Edmundo Porfirio Garrido Osorio, subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la PGJDF, señaló que también se pedirán los videos de Cinépolis y de la plaza para indagar los hechos. “Vamos a pedir los videos de la sala del cine, vamos a declarar a todo el personal que estuvo en ese momento atendiendo a las personas para ver qué nos dicen, y al encargado del cine también. El personal de la Fiscalía tiene la instrucción de hacerlo”, comentó en entrevista. Añadió que también se tomará la declaración al papá del menor, y que podría ser esta misma tarde en el búnker de la PGJDF. Por la tarde, Enrique Cuacuas concedió una entrevista a Radio Fórmula, en la que aseguró que con la de su hijo es la cuarta vez que ocurre un homicidio similar en el mismo cine, por lo que pidió a las autoridades investigar quién está “jugando al tiro al blanco” con las personas. “Ojalá las autoridades del cine tomen su responsabilidad, porque si ya van cuatro incidentes allí y no pasa nada y siguen operando, es que ellos están obrando de otra manera. Que se detenga a la persona que hizo esto, no porque me vaya a devolver la vida de mi hijo, sino para que no le hagan esto a otra persona”, señaló Cuacuas. En otra entrevista con W Radio, el padre del niño narró lo que vivió el día que le dispararon a su hijo: “Algo pasa rosando mi oído, así como corta el viento; escucho que algo truena y algo me pega en mi hombro derecho, fue una fracción de segundo todo”. Añadió: “No se escuchó ningún disparo, no se vio la luz, esta que a lo mejor hace cuando se dispara… no escuchamos nada, ya con la cabeza más fría la gente se hubiera levantado, nada de eso sucedió… En ese momento volteo y veo a mi hijo convulsionando y mi hijo no tiene antecedentes de convulsiones, jamás… Todo estaba oscuro, trato de que me hable, de que reaccione, que me responda… subo mi mano y veo que está sangrando un poquito, el sangrado no fue profuso”.

Comentarios